5 consejos para reducir gastos en tu negocio

Desde sincerar el presupuesto de la empresa, hasta renegociar con tus proveedores, son muchas las acciones contretas que podemos tomar para mejorar nuestro negocio.

No son tiempos sencillos, es un hecho. Muchas empresas han tenido que reorganizar sus procesos y gestión de recursos para poder salir adelante en un contexto tan complejo como los estragos económicos de una pandemia.

 

Si bien el mismo gobierno ha ofrecido medidas al sector empresarial para que pueda reactivarse a la brevedad, existen muchas acciones concretas que podemos tomar dentro de la empresa para aprovechar mejor los recursos y evitar caer en sobrecostos.

 

Expertos de Holded, plataforma digital para una óptima gestión de recursos de pequeñas empresas recomiendan tomar en cuenta estos puntos para evitar gastar dinero demás y empezar a reducir gastos:

 

1. Registra todo

 

Lo primordial es tener un certero control de los gastos e ingresos de la empresa. Esta es la única forma en que podremos controlar las finanzas y encontrar oportunidades de inversión y crecimiento. Lo mismo aplica para tus finanzas personales. Evita de sobremanera que estos registros se crucen.

 

Decide qué sistema de contabilidad es el mejor para tu modelo de negocio y registra incluso los gastos más pequeños, pues la acumulación de los “gastos hormiga” suele ser el factor de fracaso en el óptimo manejo de cuentas.

 

2. Analiza los gastos

 

Una vez que tengas todo el registro en orden, revísalo a fondo. Observa los gastos que debes sostener en el tiempo y aquellos que han sucedido de forma excepcional. Evalúa los gastos que puedes eliminar y considera que si llevas pagando tres meses de un servicio que no usas, es probable que no lo necesites. Piensa también en los gastos necesarios y permanentes que puedan variar según la oferta como el servicio de Internet o telefonía. 

 

3. Negocia con tus proveedores

 

Busca siempre tener una óptima relación comercial con tus proveedores. Conversa algunos aspectos como la necesidad de reducir costes por baja de ingresos, cambios en el mercado, o la necesidad de atraer más clientes. Ofrece a tu proveedor algún beneficio a cambio como contratos a largo plazo.

 

4. Céntrate en los componentes

 

Acércate a tus clientes y pregunta si se encuentran satisfechos con los productos o servicios que ofreces. Presta atención a si existe algún componente que no aporte valor, pues este sería un coste ideal a eliminar. Incrementa la calidad de tu producto, de modo que la satisfacción y fidelidad de tus clientes aumente de igual manera.

 

5. Optimiza tu presupuesto

 

Al tener todos tus gastos registrados y aplicando estos consejos, verás mes a mes en qué estabas flaqueando y cómo optimizar tu presupuesto mensual, e incluso anual. Podrás fijarte topes de gasto.

 

Desde el momento en que empieces a analizar tus gastos, aprenderás a optimizar la gestión de tu negocio, sabrás cuáles son los gastos necesarios, aquellos que podrían reducirse y cuáles son totalmente prescindibles.

 

Gracias a esto, podrás crear un presupuesto donde indiques cada una de las partidas de gasto y el importe máximo que puedes dedicar a cada una de ellas. De este modo evitarás la improvisación y evitarás derrochar el dinero.

Mas artículos del autor:

"Pasaje Sarratea: el visitador que no quería ser identificado"
"Exmonjas de congregación fundada por Luis Fernando Figari denuncian abusos"
"Presidente de la SNI sobre mineras sancionadas: “Lo que pasa es que son las más fiscalizadas, ¿pero sabes cuántas hay en el Perú informales?”"