Ukaw-gianina

“El alma del chocolate es el de una mujer fuerte”

Gianina Flores es de Atalaya (Ucayali) y tiene 29 años. Hace 10 se dedica a la chocolatería fina. Sus productos han ganado premios en Nueva York y París. Abrió Ukaw una boutique chocolatería en Miraflores que le rinde tributo al cacao de su región.

“Nuestra idea es generar una cultura de consumo del cacao y del chocolate. Dar a conocer el trabajo de los productores de nuestra región, Ucayali”, dice Gianina Flores Cavero Egusquiza, emprendedora de 29 años, nacida en la provincia de Atalaya, con una década de experiencia trabajando en chocolatería y que hace poco abrió Ukaw, una boutique chocolatería ubicada en Miraflores.

Venden, por citar solo algunos de sus productos: barras de chocolate y bombonería fina con sabores de cocona, camu camu, mango, maracuyá, aguaje, cocona o café tostado. Todos los sabores de la selva que se puedan imaginar.

Abrimos Ukaw un primero de octubre porque es el Día del Cacao y Chocolate peruano. Además, elegimos esa fecha porque era luna llena, y tú sabes que, en luna llena, se hace la cosecha”, cuenta sobre su local ubicado en la calle Alcanfores 432.

Por su trabajo como promotora del cacao y por ser considerada emprendedora de éxito, el Gobierno Regional de Ucayali le brindó -hace una semana- un premio por su trabajo como mujer empresaria, difusora de su cultura y de los productos del oriente peruano. Su homenaje fue también un reconocimiento a la labor de la mujer trabajadora.

“Yo creo que el alma del chocolate es el de una mujer fuerte, que toma decisiones, pese a los miedos que pueda tener. Y lo hace por amor a sus hijos, a su familia y porque quiere un cambio en la sociedad. Porque quiere sacar adelante a sus seres queridos y lo hacen”, señala.

mujeres y cacao

Cultivos alternativos

Lo que menciona Gianina es contundente. Hace diez años ella conoció el mundo de los productores que cambiaron sus sembríos de hoja de coca por cultivos alternativos, como el cacao. Entendió que en ese cambio las mujeres, en su región, habían jugado un rol importante: habían convencido a sus familias para sembrar yucas, papayas o cacao como medio de vida y “así estar más tranquilos”. Que, si bien era un trabajo duro, podían sacarlo adelante a través de alianzas con organismos internacionales o vendiendo sus productos a chocolateros y empresarios como Gianina Flores.

“Cuando comencé a trabajar con los productores de cacao me contaron sus historias y entendí la labor de las mujeres en este rubro. Fue cuando me enamoré aún más del cacao y del chocolate. Por eso Ukaw es un homenaje a la mujer, pero en especial a la mujer ucayalina, quien es el eje fundamental para tomar decisiones en una familia para sacarlos adelante”, cuenta Gianina.

Y agrega: “Ese acercamiento con los productores y agricultores hizo que entendiera que una barra de chocolate no solo es eso, sino que representa un cambio en la Amazonía peruana. A mí me cambió la vida conocer sus historias. Un chocolate viene con una carga energética de cariño, de amor, de pasión hacia todas las personas que trabajan el cacao, que no es fácil. Todo eso me hizo pensar en impulsar el cacao de mi región”, afirma esta joven administradora de empresas, cuyos chocolates han ganados premios internacionales: en octubre obtuvo una medalla de bronce en el concurso Internacional Chocolate Awards 2020-21 de Nueva York; y en junio ganó el Gourmet Plata en el primer Concurso Internacional de Chocolates organizado por la Agencia para la Valorización de Productos Agrícolas (AVPA) de París.

barra de chocolate

Alimento nutritivo

Gianina quiere romper mitos. Uno de ellos, chocolate es malo para la salud: “El cacao es un súper alimento y debemos consumirlo todos los días. Debería estar incluida en la dieta diaria. El chocolate de cacao no engorda, nos nutre. Tiene antioxidantes, te da energía, puede ser consumido por personas con diabetes, colesterol, por ejemplo”, dice.

¿Cuál fue su principal reto a superar para crear su emprendimiento?

“El principal reto ha sido ser jóvenes para poder concretar nuestras ideas pues no tienes un respaldo financiero. El no acceder con facilidad a los créditos es muy difícil. Hay que recurrir a ahorros, tener socios. Invertir y reinvertir. Otro reto fue el tema de género. Yo he visto el machismo cuando trabajaba con las productoras de cacao, pero hoy -debido al protagonismo que hemos tomado en la región- eso está quedando atrás”.

Añade: “Es fundamental el cariño que tú le tengas a tu trabajo. Debe apasionarte. Hay un momento en el proceso donde habrá bajas, que no te comprarán porque no te conocen y quieres tirar la toalla. Es muy fácil tirar la toalla cuando se trabaja con un enfoque económico, pero cuando lo haces con un propósito, avanzarás y lograrás tu objetivo”.

Ukaw -que significa Ucayali Cacao y que cuenta con una fábrica en Yarinacocha- ahora tiene como proyecto llegar al mercado norteamericano. Todo indica que el próximo año arribarán a Manhattan (Estados Unidos) y, luego, aspiran a llegar a París. “Seguiremos tocando puertas.  A nosotros nos mueve el cariño, el amor por el trabajo. Yo ofrezco chocolates y al hacerlo ofrezco mi cultura, mi identidad, la historia de miles de mujeres ucayalinas”, sentencia.

Tags:

cacao peruano, chocolate peruano, Gianina Flores, Ucayali, Ukaw

Mas artículos del autor:

"2022: ¿Cuáles serán las tendencias en redes sociales?"
"Madre trabajadora: ¿cómo desconectar y lograr descansar?"
"Claves para neutralizar a un jefe tóxico"