Lucio Castro y Pedro Castillo

Lucio Castro: “El gobierno quiere meter la mano en el dinero de los maestros”

El secretario general del SUTEP anuncia acciones legales contra el intento del Ejecutivo de intervenir en la Derrama Magisterial. No descarta la posibilidad de una huelga y le da hasta el 28 de julio a Pedro Castillo para cumplir las promesas sobre asuntos educativos que hizo en campaña.

El presidente Pedro Castillo ha firmado un decreto para ‘democratizar’ la Derrama Magisterial ¿Cómo toma esto?

Es una norma inconstitucional, porque legisla sobre una persona jurídica de derecho privado y eso la Constitución lo impide. Cumple una finalidad política. Siempre ha querido destruir al SUTEP y a la Derrama Magisterial. Cualquier cambio lo tendrían que hacer los afiliados, no el gobierno. Vamos a ver las acciones legales correspondientes. Es una norma política, con nombre propio. 

¿Considera que es una represalia por la postura del SUTEP frente al gobierno?

Es una manera de desviar la atención. Parece que Castillo está especializándose en distractores. Hoy quiere desviar los ojos de los temas centrales en educación, que son su responsabilidad. El gobierno quiere meter las manos en nuestro dinero. ¡Imagínate que nuestra institución sea conducida por un Pacheco, Silva o alguien del entorno del gobierno!  

¿Cómo analizan desde el SUTEP el primer año de gobierno de Pedro Castillo?

Nosotros participamos de manera decidida del triunfo de Castillo y lo hicimos convencidos porque las propuestas que él enarbolaba significaban la posibilidad de llevar adelante un cambio en el país. Además, tenía propuestas relacionadas con el terreno educativo. Fue un apoyo con una actitud vigilante y la exigencia de compromisos que se debían ir cumpliendo. Pero ahora el magisterio está en un malestar creciente. Castillo tiene una nueva oportunidad en julio y agosto para demostrar qué mirada tiene este gobierno para el sector educación. Eso puede marcar la recuperación de confianza o que se le acuse de traidor. Un segundo aspecto es que, como gobernante, deja mucho que desear porque la improvisación es permanente, la designación errónea es una constante y la ausencia de políticas claras, también. 

¿El bloque magisterial que acompañó a Pedro Castillo en Perú Libre no representó los intereses de los maestros?

Son quince maestros mediocres en el Congreso. Ellos han respaldado la propuesta de Castillo de asignar al sector educación no el 6% [de presupuesto] que indica la Constitución, sino el 4,2%. Lo que hemos visto en el camino es que no tienen iniciativa y evidencian incapacidad. Las propuestas que se han impulsado desde el Congreso de atención a los maestros son propuestas que están dentro del pliego de reclamos del SUTEP y que hemos logrado mediante el acercamiento con otros congresistas. 

¿Por qué no pudieron trabajar con este grupo de maestros?

Ellos [el bloque magisterial] pertenecen al sindicato del gobierno [se refiere al Fenate], que tiene la intención de destruir al SUTEP. Esa intención hasta la fecha ha fracasado. Ellos no quieren establecer contacto con la representación mayoritaria del magisterio porque quieren posicionar al gremio del gobierno. Lo único que hacen en el Congreso es evidenciar su mediocridad. 

Si no ocurre el cambio que están esperando por parte del presidente Castillo, ¿apoyarían un adelanto de elecciones?

Lo que ha demostrado [Castillo] es que cada día se va alejando de las propuestas que lo llevaron al gobierno. Eso para nosotros significa una traición. No ha cumplido sus propuestas en el terreno de la educación. Vamos a otorgar la última oportunidad, que estará en función del discurso presidencial, en el que se tienen que señalar hechos concretos y no solo palabras. 

¿Sólo se debería ir Pedro Castillo o tendrían que realizarse elecciones generales?

El Poder Ejecutivo está desacreditado. Este gobierno está demostrando incapacidad y el Congreso de la República, en su mayoría, está compuesto por mediocres que no legislan ni fiscalizan. Ante ese descrédito, corresponde dar lugar a nuevas personas y que el pueblo tenga la oportunidad de resarcirse de su error con elecciones generales. 

¿Tuvieron la oportunidad de dialogar con los partidos políticos que son oposición?

El sindicato es un frente único y tiene que conversar con todas las fuerzas políticas que existen en el Congreso. Hemos conversado con gente de Renovación Popular, Fuerza Popular, Acción Popular, independientes, etc. La gran mayoría se sensibiliza con la problemática del magisterio. 

El presidente Pedro Castillo ganó notoriedad a nivel nacional cuando participó de una importante movilización de maestros. ¿Por qué cree que, pese a esta experiencia, le ha costado tanto lidiar con quienes realizan manifestaciones y piden ser escuchados por el gobierno?

Hay algunos que solo tienen espíritu de oposición. Creo que el presidente está para la agitación, pero no para dar soluciones. Lo peor es que quienes están en el gobierno no son los más idóneos. Cómo es posible que coloque de ministros a gente que más que currículos tiene prontuarios. 

¿La designación de Rosendo Serna como ministro de Educación mejoró el panorama del sector?

Qué puede decir ese señor, con millones de soles de déficit. Estamos en la cuarta revolución industrial y las herramientas que existen en las instituciones educativas son de la segunda o tercera. Este ministro no tiene mucho que ofrecer. Debería dar un paso al costado.

¿Qué les hace pensar que Pedro Castillo podría ofrecer cambios importantes en su discurso del 28 de julio?

Antes del 28 de julio vamos a realizar una movilización diciéndole lo que queremos escuchar. Si en su discurso no aborda esos temas, plantearemos el tema de la renuncia e iremos trabajando en la posibilidad de una huelga. 

¿Cómo interpreta que Perú Libre le haya pedido la renuncia al presidente Pedro Castillo?

Presumo que en Perú Libre se dieron cuenta que tenían en su interior un conjunto de oportunistas. Se aprovechó del logo y el sentimiento de deseo de cambio en el país. Una vez que ingresaron han querido hacer explotar el partido por dentro. Los dirigentes se percataron de eso y ha tenido que renunciar. Además, el bloque magisterial está repleto de mediocres. Tienen a Edgar Tello, que tiene una investigación por tráfico de influencias y Alex Paredes que, en Arequipa, es conocido por trabajar con un título falso.

¿El desempeño de este gobierno afectará las posibilidades de un candidato de izquierda en las próximas elecciones?

Quienes han manejado nuestro país y nos han puesto en esta situación son los grupos económicos de poder. Felizmente, Castillo ha dicho que no es de izquierda y no sabe qué es izquierda y derecha. Aquellos que manejan el país han desarrollado una campaña para señalar que la izquierda es inútil y no sabe gobernar. Esa campaña seguirá y corresponderá, en una campaña política, esclarecer cómo son las cosas. Nosotros, los trabajadores de la educación, consideramos que en el país la necesidad de cambios existe y debe asumir en el gobierno alguien que represente el tema de transformación y cambios.

Aunque no haya llevado a cabo políticas de izquierda, el gobierno recibió el apoyo de este sector en la segunda vuelta, ¿eso no tendrá algún impacto?

Lo cierto es que, ante la desacreditación de instituciones del Estado, la gente no cree en partidos políticos sino en la necesidad de cambio en el país y vota por el que representa esa necesidad de cambio. Por lo tanto, dependerá de quién representa ese sentimiento. 

¿Se acentuará esta necesidad de cambio luego del gobierno de Pedro Castillo?

Consideramos que la oportunidad sigue siendo en favor del sentimiento de cambio. Se creyó que podía hacerlo Castillo y hoy es un fracaso, pero la posibilidad no se ha acabado. Dependerá de las organizaciones. 

¿Le preocupa que, como respuesta a este gobierno, surja una ultraderecha en el Perú?

Ya hay una ultraderecha en el Perú. Lo cierto es que el país necesita cambios y quien se va a imponer es quien sepa desarrollar mejor una campaña. La ultraderecha tiene una ventaja que es su poder económico para ‘bombardear’ a la población y hacerle creer que ahí está la salida. Pero en este país se necesitan cambios y ni la derecha ni la ultraderecha los garantizan. 

Este mes, el SUTEP cumple cincuenta años de existencia, ¿en qué momento de su lucha los encuentra esta fecha?

Nos encuentra en un escenario bien complejo, pero a la vez requiere de mayor compromiso y es lo que estamos haciendo todos los dirigentes. Hemos tenido que demostrar que somos el sindicato mayoritario. 

¿El SUTEP pudo lograr más cercanía con ministros de otros gobiernos que con el actual pese a ser de una gestión encabezada por un maestro?

Increíblemente, hoy es más complejo porque tienen una forma chata de ver las cosas. Quieren destruir al SUTEP y todo lo hacen en función de destruirnos. Hace unos días, Castillo dijo que estaban las puertas abiertas para los maestros y hace su reunión con gente de su sindicado y con el ministro siendo un asesor del sindicato de gobierno.

Tags:

Julio Castro, Pedro Castillo, Sutep

Mas artículos del autor:

"Haciéndole el avión a sus clientes: el drama de pedir un reembolso a Latam"
"Edward Málaga: “El Partido Morado atraviesa una crisis profunda”"
"La turbulenta experiencia de viajar con Latam"
x