Carlos Parodi

China: ¿Qué es una burbuja inmobiliaria?

"En China, desde hace varios meses, estalló la burbuja inmobiliaria. La primera señal fue el colapso del gigante inmobiliario Evergrande"

China está atravesando un problema en el sector inmobiliario debido al estallido de una burbuja inmobiliaria; pero, ¿qué significa? Por lo general los períodos de auge crediticio pueden (aunque no necesariamente) causar una burbuja especulativa en algún activo. 

En esas condiciones, los inversionistas tienden a comprar activos que consideran fuentes seguras de ganancias. Ello constituye un terreno fértil para la aparición de burbujas especulativas. Por ejemplo, compran más oro, viviendas o cualquier activo; la mayor demanda aumenta su precio y de ahí nace la «creencia de que seguirá subiendo y que conviene comprar barato hoy para vender caro mañana». El resultado es que el precio sube hasta cierto nivel en que estalla la «burbuja» y luego cae. La historia muestra que, en la mayoría de los casos, el patrón descrito genera una crisis financiera.

No todo aumento en precios forma una burbuja, ni toda burbuja crea una crisis financiera. Para que exista una burbuja deben existir dos condiciones: en primer lugar, la especulación. Se compra el activo, no para mantenerlo, sino para esperar que su precio suba y luego revenderlo. En segundo lugar y para que el estallido de la burbuja lleve a una crisis financiera, los compradores deben endeudarse con los bancos y con ese dinero comprar el activo. Al caer su precio, venden más barato, no pueden pagar el préstamo y se extiende la crisis al sistema bancario.

Por ejemplo, en los Estados Unidos, entre 1996 y 2006, los precios de las viviendas subieron 5% anual y se generó una burbuja. Los dos elementos descritos estaban presentes. Sobreendeudamiento y especulación. El hecho de que exista «demanda insatisfecha por viviendas» o «que el metro cuadrado en tal ciudad cueste más» no son elementos que permitan asegurar que no hay burbuja, pues, como se ha mencionado, depende de dónde salen los fondos para comprar las viviendas y de la razón de la adquisición.

En China, desde hace varios meses, estalló la burbuja inmobiliaria. La primera señal fue el colapso del gigante inmobiliario Evergrande, quien quebró con más de 300 mil millones de dólares de deuda. Los compradores no pudieron pagar sus créditos hipotecarios, la inmobiliaria no pudo pagarles a los bancos ni a sus proveedores y el país está en una crisis financiera; de hecho, es una de las explicaciones de su magro crecimiento esperado para este 2022 de apenas 3.3%. Ojalá no se convierta en una crisis financiera mundial. Esperemos. 

Tags:

China, crisis financiera

Mas artículos del autor:

"Tasa de interés de la FED e impactos sobre el Perú"
"¿Cuál es la diferencia entre crecimiento económico y desarrollo?"
"La economía mundial hoy: ¿se parece a los 70s?"
x