cookies

Cookies: ¿Qué son y para qué sirven?

Sin bien permiten que las empresas nos envíen publicidad dirigida, también cuidan de nuestra seguridad digital.

Muchas veces visitamos sitios web y aparece esa ventana que pide “Aceptar todas las cookies”. Presionamos OK y continuamos con nuestra navegación, pero ¿te has preguntado qué significa conceder ese acceso? En realidad las cookies no son peligrosas por sí mismas. Como Google explica, una cookie es un pequeño fragmento de texto que los sitios web que visitas envían a tu navegador. Las cookies permiten que los sitios recuerden información sobre tu visita, lo que puede hacer que sea más fácil volver a visitarlos.

 

Por ejemplo, las cookies son usadas para recordar tu idioma de preferencia, hacer que los anuncios que ves sean más relevantes para ti, contar el número de visitas que se reciben en una página, ayudarte a registrarte en nuestros servicios, proteger tus datos y recordar tu configuración de anuncios.

 

Acceso a mayor información

 

Como las cookies sirven para conocer la información sobre tus hábitos de navegación, algunas empresas como Facebook y otros servicios publicitarios, insertan paquetes de cookies en diversas webs que visitas en Internet, aunque no necesariamente estén relacionadas con sus servicios.

 

Estas cookies permiten a estas empresas saber en qué páginas entras, y por lo tanto, crear un perfil de tus gustos personales. También pueden registrar tus búsquedas en los buscadores como Google o Bing, o los internos de tiendas online, también para conocer tus preferencias y necesidades. Esto explica por qué cuando visitas una web aparece publicidad sobre algo que te interesa o que has buscado últimamente. Esto también se aplica en redes sociales, cuando Facebook o Instagram te ofrecen publicidad, pues ellos también almacenan tus datos.

 

Por el lado de los anunciantes, esto es justamente lo que permite que la publicidad en redes por parte de pequeños negocios o emprendimientos logre llegar a un determinado público e incluso alcanzar otro tipo de audiencias.

 

Cookies para la seguridad

 

No todo es negativo. Las cookies que se utilizan con fines de seguridad sirven para autenticar a los usuarios de forma segura, protegerlos cuando interactúan con los servicios y prevenir el fraude. De este modo, solo el propietario de una cuenta puede acceder a ella. Por ejemplo, las cookies “SID” y “HSID” contienen registros cifrados y firmados de forma digital del momento de inicio de sesión más reciente y del ID de cuenta de un usuario, como explica Google. La combinación de estas cookies nos permite bloquear muchos tipos de ataques, como, por ejemplo, intentos de robo del contenido de los formularios.

Si desea recibir noticias de SUDACA haga clic aquí para registrarse a nuestro Newsletter.

Tags:

Compras, Cookies, Internet, Marketing digital

Mas artículos del autor:

"Creatividad: ¿Cómo impulsar el ingenio en la oficina?"
"Estas son las Ventajas de la factura electrónica"
"Pyme: ¿Cómo conseguir financiamiento?"