procastinar

¿Qué tipo de procrastinador eres?

Los procrastinadores afortunados creen que funcionan mejor bajo presión, pero se trata de un comportamiento generado por no ver consecuencias al postergar las cosas

Los procrastinadores afortunados creen que funcionan mejor bajo presión, pero se trata de un comportamiento generado por no ver consecuencias al postergar las cosas

Dejar para mañana lo que se puede hacer hoy no es un acto tan inofensivo, pues el estudio “Procrastination, Distress and Life Satisfaction across the Age Range”, publicado en la revista Plos One, demostró que la procrastinación está asociada con niveles altos de estrés, ansiedad, depresión, fatiga e incluso desempleo. Por procrastinación entendemos el aplazamiento de una obligación o tarea.

Neil Fiore, escritora y autora de Awaken Your Strongest Self, explica los cinco tipos de procrastinadores. ¿Te identificas con alguno de ellos?

Perfeccionista

Este procrastinador está tratando de evitar avergonzarse por los errores o ser juzgado. Es posible que dedique demasiado tiempo a un componente específico de un proyecto, no administre su tiempo adecuadamente o evite el proyecto por completo, y luego se apresure a terminar en el último minuto.

Impostor

Temeroso de ser revelado como no calificado o inferior, pospone cualquier cosa para evitar ese riesgo. A menudo, este tipo de procrastinación se aprende cuando la persona está rodeada de personas que son difíciles de complacer. “Si no puedo complacer a mi pareja, a mis padres, a mi maestro, a mi jefe, se crea lo que los conductistas llaman ‘desamparo aprendido’. Esta es una definición pragmática de depresión”, dice Fiore.

Miedoso

Cuando el trabajo es aburrido o desagradable, podemos posponer las cosas solo para evitar hacerlo. Si odias lo que estás haciendo o lo encuentras abrumador, es difícil motivarse para actuar.

Abrumado

A veces hay mucho que hacer y es difícil saber por dónde empezar, así que no hacemos nada. Ya sea que la persona haya decidido asumir demasiado o esté acumulando trabajo, la sola idea de hacerlo todo evita hacer algo en absoluto.

Afortunado

Algunas personas creen que funcionan mejor bajo presión, por lo que posponen las cosas hasta el límite. Si tienen un historial de hacer esto sin consecuencias, esencialmente han sido recompensados ​​por postergar las cosas. Si uno tiende a ser el tipo de persona que espera hasta el último minuto para entregar un informe, pero aún así obtiene una buenos resultados, se genera a sí mismo la creencia de   buena calificación, eso [crearía la creencia de que] ‘Oh, yo no’ Tengo que hacerlo de inmediato porque voy a sacar una buena nota incluso si espero hasta el último minuto ‘”, dice.

Si desea recibir noticias de SUDACA haga clic aquí para registrarse a nuestro Newsletter.

Tags:

procastinador, procastinar

Mas artículos del autor:

"Renuncia y despido: ¿cuáles son los beneficios recibidos?"
"Renuncia y despido: ¿cuáles son los beneficios recibidos?"
"Inteligencia emocional: ¿Cómo resolver los conflictos de la mejor manera?"