En el nombre de Castillo: Los procesos de investigación de sus exministros

Sudaca ha presentado en su último informe la investigación del exministro de Defensa, Walter Ayala. Sin embargo, los que formaron parte de la gestión de Pedro Castillo son personajes sin experiencia política o con falta de liderazgo. Inestabilidad. Caos social. Decisiones erradas. Son algunos de los factores importantes que destacan a los exministros.

Se va cumplir un mes desde que el Congreso de la República puso fin a 18 meses de caos e inestabilidad con la vacancia presidencial contra Pedro Castillo. Hoy por hoy el docente cajamarquino afronta acusaciones graves por el fallido golpe de Estado. Con él, sus ministros también han sido señalados por casos de corrupción durante y antes de sus gestiones. Esto provocó que varios Gabinetes Ministeriales cedan en los últimos dos años. 

Guido Bellido juró a lo grande como jefe del Gabinete Ministerial en la Pampa de la Quinua, en la región Ayacucho. Sin embargo, sus investigaciones fiscales, falta de liderazgo y cuestionamientos de su plancha ministerial obligó a que renunciara. “Habiendo cumplido con todas las funciones correspondientes a la institución, cumplo en alcanzar mi renuncia irrevocable al cargo de Presidente del Consejo de Ministros, conforme usted me ha solicitado y en esa línea, quedo a total disposición para efectuar de manera ordenada la transferencia de gestión correspondiente”, menciono Bellido en su carta de renuncia que fue aceptada inmediatamente por Castillo.

Mirtha Vásquez, la expresidenta del Congreso, asumiría el premierato tras acceder a la invitación de Castillo. Para la opinión publica, esta era una oportunidad para que la confianza creciera y los medios de comunicación y los problemas con el Legislativo se solucionaran en corto plazo, y es que la postura de la ex premier iba fuera del ideario de Vladimir Cerrón y Perú Libre. Sin embargo, la salida de Avelino Guillen y la falta de apoyo del expresidente, motivó a que renunciara a su cargo después de tres meses de gestión. “Es necesario para su gobierno una recomposición del gabinete, la cual ya venía advirtiendo desde hace semanas. Por eso presentó ante su despacho, mi renuncia irrevocable al cargo”, remarcó Vázquez en su carta de renuncia.

La ciudadanía esperaba una respuesta favorable desde el Ejecutivo. Pareciera que Pedro Castillo ponía en práctica sus declaraciones: “Yo nunca tengo tiempo para leer los periódicos […] No miro ni televisión”. Y es que el expresidente designó como primer ministro al acusado por violencia familiar, Héctor Valer. No solo fue cuestionado por esta grave denuncia, el exprimer ministro fue expulsado de Renovación Popular por solo utilizar al partido para ingresar al Congreso de la República. Una vez compuesto el parlamento se acopló a la ideología de Perú Libre y cuya acción fue criticada por Rafael López Aliaga.

consideraciones informe

Después de duras críticas sobre su permanencia en el cargo. Castillo daba un mensaje a la Nación donde anunciaba una recomposición del Gabinete Ministerial. Cuatro días de poder tendría Héctor Valer al frente del Consejo de Ministros. A su salida de Palacio de Gobierno, culpó a los medios de comunicación por el colapso de la confianza entre la ciudadanía y su persona. 

Aníbal Torres sería el penúltimo premier que tendría Castillo Terrones. El abogado se había desempeñado como ministro de Justicia y Derechos Humanos. Después de una aparatosa juramentación que se dio al día siguiente de la ceremonia en el Gran Teatro Nacional. Torres asumió la cartera de Justicia y Derechos Humanos y en el último año de la presidencia de Castillo asumiría el premierato. 

¡Muchachito tonto! El expremier tuvo fuertes declaraciones contra los medios de comunicación en su gestión. En la presente investigación hemos identificado que gran parte del equipo que trabajó con Castillo Terrones mostraron su postura en contra del rol que tenían los medios en el desempeño de la gestión del presidente de la república. La gestión de Aníbal Torres estuvo englobada por cuestionamientos de ministros y renuncias que tuvieron que sobrellevar. Tras el rechazo de la cuestión de confianza por parte del Congreso de la República, el mismo Torres Velásquez presentó su renuncia.

Antes y después de un exjefe de Estado investigado. Diseño: Benjamin Zevallos Jaramillo

La última elección. Pedro Castillo se encontraba en los últimos meses de su gestión y la crisis política se agravaba más. Además, el Congreso ya había presentado una moción de vacancia presidencial en su contra. Betssy Chávez se convirtió en la última jefa del Gabinete Ministerial de la era Castillo. Al igual que sus antecesores, la abogada se encontraba en investigaciones por el presunto delito de tráfico de influencias cuando ejerció como ministra de Cultura.  

Los ministros

Los jefes del Gabinete Ministerial han sido cuestionados a lo largo del presente informe, la culminación de sus gestiones se dio por investigaciones personales, pero también se dieron por problemas de otros miembros del gabinete. 

Un total de 78 ministros y 5 ex premieres han pasado por la presidencia de Pedro Castillo. Los jefes del Gabinete Ministerial fracasaron en un intento de defender su credibilidad a pesar que las investigaciones ponían en tela de juicio la transparencia de su gestión. Sin embargo, este fracaso no se debe meramente a cuestiones personales, también obligaron a cesar sus funciones por investigaciones de su misma plancha ministerial

El expresidente Castillo fue integrado en una investigación por pertenecer a una organización criminal. Lo mismo pasó con el ex titular del Ministerio de Comercio Exterior y Turismo, Roberto Sánchez Palomino. El Ministerio Público señaló que había cometido el delito de obstrucción a la justicia.

Jorge López Alvarado, exministro de Salud, fue removido de su cargo tras relacionarlo con sospechosas operaciones financieras de empleados que sirvieron en la compra de un departamento de estreno en Jesús María a favor de su expareja y madre de sus hijos. En el marco de una “transparencia” el mandatario, con el retiro de López, demostraba su desligamiento con este esquema de enriquecimiento ilícito.

Investigaciones especiales. El gobierno de Castillo estuvo ligado a presuntos actos de corrupción que ocasionaron operativos en las oficinas del mismo despacho presidencial. Sin embargo, también se ha implicado en estos temas al prófugo ex titular del Ministerio de Transportes y Comunicaciones, Juan Silva Villegas; entre otros (Geiner Alvarado López, Vivienda, Construcción y Saneamiento; Walter Ayala, Defensa). De este último, Sudaca ha presentado un informe detallado de las investigaciones que afronta el exministro y que involucro al secretario presidencial Bruno Pacheco.

Por último, el exministro de Justicia y Derechos Humanos, Félix Chero junto al ex premier Aníbal Torres afrontan una denuncia constitucional de la fiscal de la Nación, Patricia Benavides. Los dos son cuestionados por pertenecer a una organización criminal y por ser obstruccionistas a la justicia. Son señalados por ser miembros del “brazo obstruccionista” que tendría la red criminal que encabeza el exjefe de Estado.

Tags:

Consejo de ministros, Ministros, Pedro Castillo

Mas artículos del autor:

"Las voces que no se apagan: lo que nos dejó la “Toma de Lima”"
"Rafael López Aliaga: propuestas de un alcalde que no se caen, se desploman"
"Las promesas de Rafael López Aliaga que perjudican a Innova Ambiental"
x