lomas-de-pamplona-podemos-pintas

Lomas amenazadas

La campaña electoral hace estragos en las Lomas de Pamplona, patrimonio forestal, de fauna silvestre y uno de los pocos pulmones de San Juan de Miraflores. Recientemente han aparecido allí pintas de candidatos de Somos Perú, Renovación Popular y Podemos, incluida una de Daniel Urresti. Además, se han instalado precarias viviendas, con claros indicios de tráfico de terrenos. Ya hay antecedentes de que, una vez afectada, la vegetación no vuelve a crecer igual.  

Veinte viviendas inhabitadas y el logo de tres partidos políticos están destruyendo las Lomas de Pamplona, patrimonio forestal y de fauna silvestre ubicado en el distrito de San Juan de Miraflores. Este ecosistema de 39 hectáreas incluye más de 30 especies de flora, entre ellas la Flor de Amancaes y el mito, que está en peligro crítico de extinción. También cuenta con 15 especies de aves. Y si bien hoy no está en su época de mayor vegetación −entre junio y setiembre, el espacio se llena de verde−, el daño en el corto plazo ya es inminente.

Las pintas políticas de precandidaturas distritales son tres: la de Karina Leandro (Renovación Popular), la de Adolfo Ocampo (Somos Perú) y la de Roger Parra (Podemos Perú). A la izquierda de la propaganda de Parra, le acompaña la de Daniel Urresti, quien busca ser alcalde de Lima Metropolitana.

“Hay muchas formas de afectar el ecosistema. Al momento de hacer esas pinturas se puede haber afectado zonas de anidamiento de aves, zonas donde se distribuyen los insectos u otros organismos más pequeños. Los insectos, por ejemplo, permiten que en la siguiente temporada de lomas haya un suelo rico”, explica Héctor Aponte, investigador de la Universidad Científica del Sur especializado en ecosistemas costeros. 

Propaganda Karina Leandro
«Propaganda de Karina Leandro en la parte baja de las Lomas de Pamplona (foto: Nicolás Cisneros)».

La aparición de esas pintas no solo representa un daño al ecosistema, sino que viola la ley. Hebert Campos y José Naupari, especialistas en derecho electoral, coinciden en que no se puede hacer propaganda electoral sobre patrimonio nacional. “De ser el caso, el JEE [Jurado Electoral Especial] Lima Centro 1 puede iniciar el respectivo procedimiento sancionador al partido, aunque es complicado el tema probatorio de quién hizo la pinta”, añade Naupari.

Sudaca buscó contactarse con los partidos y precandidatos involucrados para que puedan aclarar el tema. El único en responder fue el jefe de campaña de Karina Leandro, precandidata de Renovación Popular, quien no quiso darnos su nombre. Aseguró, eso sí, que las pintas fueron hechas por gente del Asentamiento Humano Pedregal (uno que colinda con las Lomas) “en agradecimiento por la ayuda social recibida” y que conversarán con ellos para que las borren.

El jefe de campaña de Leandro también mencionó que desconocen si es que la publicidad se encuentra en el borde del asentamiento o dentro del área de la loma costera. Sin embargo, Christian Ipanaque, miembro del colectivo de defensa de estas lomas costeras, asegura que sí está dentro del patrimonio forestal delimitado por el Ministerio del Ambiente en el 2019. Para demostrarlo, el ambientalista nos muestra un mapa del área.

Desde la página oficial de Roger Parra (Podemos Perú), por otra parte, nadie respondió. Enrique Wong, el secretario y representante legal del partido que llevará a Urresti a la candidatura metropolitana, aseguró que iba a buscar a la persona que pueda responder por el caso, pero al cierre de la edición no se volvió a comunicar con nosotros.

El otro precandidato cuya publicidad figura en las Lomas de Pamplona y que no respondió es Adolfo Ocampo. Su pertenencia a Somos Perú data recién de octubre del año pasado, pero ya había llegado a la alcaldía del distrito cinco veces antes y con distintas camisetas (Izquierda Unida, Cambio 90 y Cambio Radical).

Ocampo es uno de los varios alcaldes que han pasado por San Juan de Miraflores desde el 2000 y que no han logrado solucionar la problemática de invasiones a las lomas costeras. Esa es la percepción de los vecinos de Flor de Amancaes (otro asentamiento humano que se encuentra en las faldas de estas lomas), quienes se han encargado de notificar a las autoridades cada vez que esta zona se encontraba en riesgo. 

EN CONSTANTE AMENAZA

“En ocasiones anteriores, les hemos mandado videos a las autoridades para que intervengan. Mayormente han hecho caso, pero han demorado en hacer desalojos”, recuerda Efraín Villegas, presidente del asentamiento humano Flor de Amancaes desde octubre del 2021.

El 2019, por ejemplo, la gestión municipal de la accionpopulista Cristina Nina, quien luego fue suspendida del cargo luego de ser detenida por cobro de cupos, hizo uno de esos desalojos. Pese a que las casas fueron retiradas tras la intervención, la vegetación no volvió a crecer igual: las fotos que muestra Christian Ipanaque, miembro del colectivo que defiende estas lomas, evidencian que los rectángulos de tierra afirmada −donde se habían instalado las casetas de los invasores− ya no recuperan el verde de antes. “Parte de la vegetación desaparece, ya no crece como antes”, coincide  Efraín Villegas. 

Invasiones
«Los módulos que han sido levantados desde agosto de 2021 hasta la actualidad en la parte alta de Lomas de Pamplona (foto: Nicolás Cisneros)»

Los vecinos de Flor de Amancaes también recuerdan amenazas por parte de los invasores, aunque prefieren no dar más detalles. “Como junta directiva no podemos hacer más. Están las amenazas, tienen sus matones”, señala Villegas.

La más reciente invasión se encuentra a unos metros de los dos logos de Podemos Perú, dentro del patrimonio natural: consiste alrededor de veinte casas, en su mayoría, no habitadas. Así lo señala un informe del Serfor realizado luego de visitar la zona en octubre pasado. “Pocos están viviendo. Es gente que tiene plata, [que ha instalado las casas] para vender”, agrega Villegas. Estaríamos hablando, a todas luces, de claros indicios de tráfico de terrenos.

Vegetación afectada
«Los terrenos donde se colocaron las casas en 2019, afectados por la falta de vegetación luego del desalojo (foto: Maycol Sulca)»

Según el informe del Serfor y los vecinos de Flor de Amancaes, quienes ocupan esta zona son parte de la Asociación Tres Ases, encabezada por José Cardenas Quispe. Cardenas vive en otro asentamiento humano de San Juan de Miraflores, según el Reniec. De acuerdo con los vecinos de la zona, no es la primera vez que esta asociación invade la parte alta de las lomas costeras. 

En la visita que hizo el Serfor, hace cinco meses, el presidente de Tres Ases se defendió diciendo que habían presentado distintos documentos a varias entidades para poder asentarse ahí (como la Comisaría de Pamplona o Sunarp), pero admitió que no cuentan con el reconocimiento de la municipalidad. Sudaca intentó contactarlo sin éxito.

La municipalidad de San Juan de Miraflores está al tanto de la nueva invasión. Sobre las pintas, mencionaron que “de inmediato el caso será derivado al área responsable a fin de que se tomen las acciones legales pertinentes”. Por su lado, la situación de las invasiones ya ha sido remitida a la Procuraduría Pública Municipal.

Adolfo Ocampo
«Adolfo Ocampo Vargas, quien ha sido alcalde cinco veces en San Juan de Miraflores (foto: Andina).»

En la Municipalidad de Lima también hay movimiento al respecto. El regidor Carlo Ángeles, quien ya había derivado la denuncia ambiental a la comuna del distrito, asegura que denunciará penalmente en caso haya omisión de funciones.

 

Fotoportada: Darlen Leonardo

Mas artículos del autor:

"Lavada de manos en La Cantuta"
"Invisibilizados y disconformes: los sectores ignorados en el mensaje presidencial"
"Carlos Anderson: “Yo quiero vivir en ese país del que habló Castillo en su mensaje”"
x