minedu

“¿Quién te recomendó?”: los extraños filtros para contratar del Minedu

Una nueva historia de hostigamiento laboral y cuestionables designaciones en el sector que dirige Rosendo Serna: un nuevo director quiere convocar un concurso para contratar a un trabajador, y su jefe le quiere imponer a las personas que se encargarán de la evaluación, contra lo que dicen las normas. Luego de semanas de malos tratos, el director es removido y en su reemplazo entra una excandidata al Congreso por el partido de gobierno.

Alfonso Isuiza Pérez recibió con entusiasmo su designación como jefe de la Dirección de Servicios Educativos en el Ámbito Rural, una dirección de línea del Ministerio de Educación (Minedu) que depende de la Dirección General de Educación Básica Alternativa, Intercultural Bilingüe y Servicios Educativo en el Ámbito Rural (Digeibira). Lo respaldaban 25 años de experiencia laboral en temas educativos, que incluyen un paso por la dirección de la UGEL San Martín. Con esa confianza acudió el 1 de julio de 2022 a la sede del Minedu para su primer día en el nuevo cargo. Sin embargo, no había terminado de conocer a sus nuevos compañeros de trabajo cuando una voz le hizo sentir que su presencia en esta dirección no era deseada.

“¿Quién te recomendó?”, fueron algunas de las primeras palabras que Isuiza Pérez escuchó de Tito Medina Warthon, el director general Digeibira, tras presentarse para su primer día. Isuiza no tardó el notar que su vínculo con los otros directores de línea era muy distinto y se evidenciaba que existía confianza por parte de Medina, quien estaba en el cargo desde el mes de enero.

MINEDU
Tito Medina Warthon fue desingado director general de la Dirección General de Educación Básica Alternativa, Intercultural Bilingüe y Servicios Educativo en el Ámbito Rural (Digeibira) el 20 de enero de este año.

Luego de esta áspera bienvenida, tan solo pasaron cuatro días para que ocurra un nuevo desencuentro con Medina Warthon. En esta oportunidad, la razón fue una convocatoria CAS que le correspondía realizar a la dirección que encabezaba Isuiza. Medina Warthon no tardó en dirigirse al despacho de Isuiza para indicarle que él elegiría a los encargados de la evaluación para dicha contratación y que dicha comisión estaría integrada por los otros directores de línea, quienes eran personas de confianza de Medina. 

“Yo le dije que el CAS lo ejecuta el área usuaria”, cuenta Isuiza que le replicó, pero no se le hizo caso.

Aunque estaba seguro de estar actuando de manera correcta, Isuiza se comunicó con el asesor legal, el coordinador administrativo y la oficina de recursos humanos para corroborar si podía acatar lo ordenado por Tito Medina. Le informaron que para las convocatorias CAS el equipo evaluador se conforma por dos personas del área usuaria. Es decir, los dos directores de línea que pretendían imponer no deberían ser parte. Con la seguridad de estar actuando bajo lo que indica la normativa, Isuiza siguió el proceso sin obedecer lo que quería el director general.

MINEDU
Contrario a lo solicitado por Tito Medina, la normativa indicaba que era el área usuaria la que debía integrar el equipo evaluador.

Algunos días después, Isuiza recibió un correo en el cual Medina Warthon lo citaba a su oficina para hablar sobre la designación de los evaluadores para el proceso CAS. Alfonso, intuyendo que no sería un encuentro amistoso, acudió acompañado por el asesor legal de su área, aunque no lo dejarían ser parte de la reunión. “¿Se puede saber por qué no hiciste lo que te ordené? Yo soy el director general y tienes que hacer lo que se te ordena”, empezó a vociferar Medina apenas cerró la puerta del despacho.

Pese a que le explicaba que había actuado acorde a lo que corresponde, Medina no parecía dar importancia a la normativa para las contrataciones CAS. O, en todo caso, dejaba claro que sus órdenes estaban por encima de estas. Isuiza indica que el director general le preguntaba una y otra vez quién lo había llevado al cargo que ocupa y le decía: “tú no eres de mi confianza”. Fue en medio de las injustas recriminaciones por parte de Medina que dijo una frase que llamó la atención: 

“Yo soy el brazo derecho del ministro de Educación y, por lo tanto, acá se hace lo que yo digo”, relata Isuiza que le dijo Medina durante esta confrontación.

Antes de dejarlo ir, Medina, que no paraba de recordarle su cercanía con el titular del Minedu, le dijo que hablaría con el ministro de Educación, Rosendo Serna, sobre lo que había ocurrido y le indicaba que él estaba en la Dirección General de Educación Básica Alternativa, Intercultural Bilingüe y de Servicios Educativos en el Ámbito Rural para limpiar de corrupción al Ministerio de Educación. 

Como era de esperarse, el vínculo laboral solo fue empeorando. “Había reuniones pactadas con los tres directores de líneas y me decía que se habían cancelado. Nunca estaba disponible para reunirnos”, señala Isuiza Pérez. En una de las pocas oportunidades que sí se pudo reunir, Isuiza le consultó por un plan de trabajo que incluía viajes para revisar la situación de las instituciones educativas y que inicialmente Medina había rechazado pese a que el ministro Serna había pedido que se realice. Al insistirle, en persona, Medina le pidió que le envíe el plan y, el 11 de agosto, le informaron que el director general había firmado el requerimiento para el 14 de agosto.

Sin embargo, esto no sería el inicio de una mejor relación de trabajo. La noche de ese mismo día Isuiza se enteró que Tito Medina Warthon estaba en búsqueda de su reemplazo y hasta tenía el nombre de una persona para ocupar su puesto. Un día después, el 12 de agosto, la Resolución Ministerial N° 338-2022 sorprendía a Alfonso y anunciaba que se daba por concluida su designación.

MINEDU
Alfonso Isuiza se enteró que perdía su puesto de trabajo el 12 de agosto sin que el director general le informe sobre esta decisión.

El mismo 12 de agosto fue publicada la Resolución Ministerial N° 339-2022, que designaba a Saturnina Margarita Soriano Mallaupoma como su reemplazo en la Dirección de Servicios Educativos en el Ámbito Rural. Un documento en el que, además, se mencionaba que el cargo estaba vacante pese a que Isuiza jamás recibió ningún tipo de comunicación que le anuncie su salida.

MINEDU
Saturnina Margarita Soriano Mallaupoma fue la elegida para reemplazar a Alfonso Isuiza y su designación se publicó el mismo día que la salida de su predecesor.

UN REEMPLAZO DE MUCHA CONFIANZA

Además de reemplazar a un director que claramente le resultaba incómodo, Medina Warthon encontró un reemplazo mucho más afín. Soriano Mallaupoma postuló en 2021 al Congreso de la mano de Perú Libre, el partido de gobierno, como representante de Junín. Y este trabajo en la Digeibira no es el primero que la excandidata al Congreso obtiene durante el gobierno del partido por el que postuló. Según el portal de transparencia económica, Soriano Mallaupoma ha recibido S/23,000 soles del Ministerio de Transportes y Comunicaciones, otra de las carteras más cuestionadas durante el gobierno de Pedro Castillo.

La información que se consigna en el portal de proveedores del Estado da cuenta de que el MTC emitió tres órdenes de servicio a Soriano Mallaupoa, la primera por S/8,000 y las dos siguientes por S/10,000. El concepto en las tres es el mismo: “Servicio de verificación y conciliación de los bienes del MTC”.

MINEDU
Saturnina Soriano Mallaupoma fue candidata al Congreso con el partido Perú Libre en las elecciones del 2021.
MINEDU
Durante el presente año, el Ministerio de Transportes y Comunicaciones ha emitido órdenes de servicio a nombre de Soriano Mallaupoma.

Lo más desconcertante en este caso es que, según su declaración jurada, Soriano Mallaupoma es licenciada en educación primaria y, como señalan los documentos entregados al Jurado Nacional de Elecciones, durante los últimos años se ha dedicado a la docencia en Junín en la I.E. N° 30460 Ántero Zenón Millán Reyna. 

NO ES LA PRIMERA VEZ

No es la primera vez que se denuncia hostigamiento laboral durante la gestión de Rosendo Serna en el Minedu. En julio pasado Sudaca ya publicó un informe al respecto, en el que se exponía como el mismo ministro buscaba iniciar procesos disciplinarios contra trabajadores CAS y al mismo tiempo se contrataba a personas en puestos para los que no cumplían los perfiles.

El 22 de agosto, Alfonso Isuiza envió un documento dirigido al ministro Rosendo Serna en el que explicaba su tormentoso paso por la Digeibira y denunció el hostigamiento y abuso de poder que padeció a manos de Tito Medina. Aunque, si se tienen en cuenta los antecedentes de Serna con una situación similar, es poco probable que quien se jacta de ser su brazo derecho sea sancionado por proceder de la misma forma y tener un filtro perulibrista para contratar personal. Sudaca intentó comunicarse con las autoridades del Ministerio de Educación, pero hasta el cierre del informe no obtuvimos respuesta.

**Fotoportada por Darlen Leonardo

Tags:

digeibira, Minedu, Rosendo Serna

Mas artículos del autor:

"“¿Quién te recomendó?”: los extraños filtros para contratar del Minedu"
"Rafael López Aliaga y su falso patrullero"
"Un aumento de sueldos irregular en Cenfotur"
x