rafael lopez aliaga

Rafael López Aliaga y su falso patrullero

La cercanía de las elecciones municipales y la desesperación por superar a sus rivales parece haber empujado a Rafael López Aliaga a cometer una grave falta tipificada en el Reglamento Nacional de Tránsito: disfrazar un auto de patrullero y circular a bordo de él por las calles de Chorrillos.

A menos de un mes para las elecciones regionales y municipales, los candidatos y sus agrupaciones políticas realizan sus últimos esfuerzos por convencer a quienes todavía no tienen su voto definido. Caravanas, sketches cómicos y hasta bailes de TikTok bombardean al electorado peruano en un intento de dar a conocer las propuestas de los candidatos o, por lo menos, apelar al carisma de estos. Por supuesto, Lima no es la excepción y aquellos que pretenden llegar al sillón municipal –varios de ellos reciclados de las elecciones presidenciales del 2021– agotan ideas ante una campaña que todavía no tiene un claro favorito que despunte en las encuestas.

Uno de estos candidatos es el político ultraconservador Rafael López Aliaga, quien pretende llegar a la Municipalidad de Lima luego de quedar tercero en las presidenciales del año pasado. Para López Aliaga, la alcaldía limeña no es un lugar ajeno. Solidaridad Nacional, su partido político que recientemente refundó bajo el nombre de Renovación Popular, ganó las elecciones municipales en más de una oportunidad con su aliado el fallecido alcalde Luis Castañeda Lossio como candidato. 

Pero, pese a que en las elecciones presidenciales contó con un gran apoyo del voto limeño, las elecciones municipales están resultando más complejas de lo que López Aliaga esperaba. Daniel Urresti, el candidato de Podemos, le sigue sacando ventaja según las encuestas, y George Forsyth, que postula por Somos Perú, viene recortando distancia. Este panorama ha llevado a que el líder de Renovación Popular salga a las calles en busca de nuevos votos y, en esa desesperación, parece haber pasado por encima de las normas.

El último martes, el excandidato presidencial salió a recorrer las calles de Chorrillos acompañado por Víctor Marcial, el candidato de su partido para este distrito, abordo de una camioneta, una forma de hacer campaña por la que optan muchos candidatos y que en principio no infringe ninguna norma… a menos que el vehículo sea un falso auto policial.

 

Este detalle, que definitivamente López Aliaga y su candidato distrital no podían desconocer al tener la enorme circulina delante suyo y la ruidosa sirena característica de los vehículos policiales sonando por las calles de Chorrillos, invitaba a pensar que algún aliado estaba haciendo un indebido uso de los patrulleros y poniéndolos a disposición de una campaña política. 

Rafael Lopez Aliaga
Aunque tenía los implementos propios de un vehículo policial, la placa con fondo amarillo evidenciaba que formalmente estaba registrado como un auto particular.

Sudaca indagó acerca de los detalles de este vehículo y encontró más de una sorpresa. El primero es el color de fondo de la placa: amarillo. Según las normas, las placas policiales son de color azul con letras y números negros. En el caso del auto de la imagen tenía un fondo amarillo y letras negras, una placa que le corresponde a los vehículos pick-up como la Mitsubishi L200 que se observa en las imágenes. Esto significaría que no se trata de un vehículo policial prestado sino de uno particular que fue disfrazado y, como pudimos comprobar, tiene como propietario al Scotiabank. 

Rafael Lopez Aliaga
El falso patrullero del candidato de Renovación Popular tiene a Scotiabank como propietario.

No es, entonces, un patrullero de la PNP ni un vehículo oficial. No obstante, ello no significa que no haya infracción. Usar los distintivos de los vehículos de emergencia, como sirenas y circulinas, en vehículos de uso particular también está prohibido. Así lo señala el artículo 255 del Reglamento Nacional de Tránsito, “Está prohibida la instalación de bocinas en los equipos de descarga de aire comprimido, así como el uso de sirenas, campanas, pitos de alarma u otros equipos que produzcan sonidos similares. Los vehículos de emergencia y vehículos oficiales son los únicos autorizados a usar señales audibles y visibles”. 

En otras palabras, no se puede disfrazar un auto particular patrullero y sacarlo a la calle.

Rafael Lopez Aliaga
El Reglamento Nacional de Tránsito sólo autoriza a los vehículos de emergencia y oficiales a utilizar señales audibles y visibles, como es el caso de la circulina y sirena.

El Reglamento Nacional de Tránsito también señala que esta infracción es considerada grave, se multa con el 8% de una Unidad Impositiva Tributaria (UIT), se acumulan 20 puntos en la licencia de conducir que le será suspendida por seis meses si llega a 100 y, como medida preventiva, el vehículo disfrazado de patrullero debería quedar retenido.

Rafael Lopez Aliaga
El vehículo disfrazado de patrullero tendría que ser retenido y el propietario debería afrontar una multa económica y acumular puntos en su licencia de conducir.

Probablemente para un hombre que presume de su gran éxito en los negocios, como López Aliaga, no sea un problema pagar esa multa. Tampoco le debe afectar mucho la retención de un vehículo del que, muy probablemente, ni siquiera sea de su propiedad. Lo que llama la atención, en todo caso, es que un candidato a la alcaldía de Lima pase por encima de normas de tránsito que –supuestamente– debería conocer. Sudaca intentó obtener las versiones de Rafael López Aliaga y Víctor Marcial, pero hasta el cierre de este informe no obtuvimos respuesta.

**Fotoportada por Darlen Leonardo

Tags:

Chorrillos, Elecciones, Rafael Lopez Aliaga, Renovación popular

Mas artículos del autor:

"“¿Quién te recomendó?”: los extraños filtros para contratar del Minedu"
"Rafael López Aliaga y su falso patrullero"
"Un aumento de sueldos irregular en Cenfotur"
x