Anfo ideológico contra la minería

“Lo que está sucediendo con la minería es solo un globo de ensayo de un proyecto político e ideológico comprobadamente maligno y pernicioso para el país, y que compromete también a todos los gobiernos últimos, que han mirado de soslayo el problema”

El daño que ha hecho Pedro Castillo a nuestra economía es irreparable y su caída y prisión no resuelve en absoluto todos los efectos de su desastroso paso por el gobierno.

Poco a poco, con su discurso y acción de confrontación, ha ido levantando a los pueblos contra el modelo de desarrollo privado y en ese sentido ha sido efectivo y letal.

No es tiempo de celebrar, porque es muy posible que pasadas las fiestas vuelvan las asonadas violentas y el caso de la minería es uno de los más graves porque los entornos de las principales operaciones del país están en pie de guerra, azuzados por la lógica desestabilizadora del castillismo.

El relato con el que Castillo y sus operadores han levantado a las zonas de influencia sigue totalmente vigente y hay un trabajo ahí muy importante que tenemos que hacer todos los que queremos sacar a nuestro país adelante. Es un llamado de atención a los protagonistas empresariales a salir a defender un modelo que ha disminuido la pobreza de manera superlativa en las últimas tres décadas y que no merece el maltrato demagógico de las izquierdas peruanas, alineadas bajo ese discurso.

Es por eso que desde esta tribuna digital vamos a empezar a hacer nuestra parte exponiendo la verdad y rompiendo los mitos que estos agitadores en el poder han exacerbado en todo el país. Vamos a iniciar esta cruzada exponiendo quizás el caso más grave de todos: el gran golpe que Castillo le ha dado a minera Las Bambas.

El corredor minero está levantado, merced, entre otras razones, a que el expresidente y sus ministros lo han recorrido promoviendo que desconozcan todos los acuerdos, pagos y beneficios recibidos. Iniciaremos así una secuencia de reportajes con el fin de contribuir a defender nuestro desarrollo con razones y argumentos sustentados.

No podemos perder el país en manos del aventurerismo radical y regresivo de la izquierda, desde la supuestamente moderada hasta la radical violentista. La centroderecha tiene una batalla que dar e imponer su narrativa para evitar conducirnos al abismo del caos y la pobreza, como ha sucedido en otros países de la región.

Lo que está sucediendo con la minería es solo un globo de ensayo de un proyecto político e ideológico comprobadamente maligno y pernicioso para el país, y que compromete también a todos los gobiernos últimos, que han mirado de soslayo el problema, dejando desplegarse el anfo ideológico de la izquierda en materia económica. Es hora de actuar y desactivarlo.

Mas artículos del autor:

"Dina Boluarte no debe renunciar"
"Minería ilegal en la mesa de diálogo"
"Deriva autoritaria"
x