Pie Derecho

Se necesita oposición de derecha responsable

“Se necesita un liderazgo de derecha que claramente rompa palitos con el desastre de Castillo, pero también con la mala gestión del régimen de Boluarte, que ya merece más de un zamaquón político”

Luego de conocerse la encuesta de Ipsos que da cuenta de que en un nuevo proceso electoral, Pedro Castillo volvería a liderar las preferencias, con 16% de la votación, y que pasaría a la segunda vuelta con Keiko Fujimori, a la que volvería a ganar, uno no puede dejar de ceder al anonadamiento como respuesta psicológica a dichos datos.

¿Cómo es posible que luego de conocerse la inmensa mediocridad del gobierno funesto de Castillo, sus tropelías corruptas y, lo que es más grave, su fallida ruptura del orden constitucional, haya aún un sector de la población dispuesto a seguirlo apoyando?

La respuesta no tiene que ver solo con las razones identitarias que tantos analistas señalan, es decir que una parte del país sienta y resienta que a alguien como ellos lo hayan sacado del poder y nada menos que un Congreso más desprestigiado aún que el propio expresidente.

El resultado de marras tiene que ver también con la mediocre gestión de Dina Boluarte y el silencio cómplice que el centro y la derecha guardan al respecto, comiéndose los pasivos de un régimen que exhibe altísimos niveles de desaprobación.

Es correcto respaldar la sucesión constitucional y en esa medida no volver a caer en la vorágine de cambios de mando. El Perú necesita cierta estabilidad y no hay razones de fondo para botar a Boluarte del poder (ni siquiera los informes de Human Rights Watch o el más reciente de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, tienen munición política como para pasar a ese estadío).

Pero eso no debe significar connivencia con los desaguisados que el gobierno de Boluarte y el premier Otárola vienen cometiendo con fruición digna de encomio. Hace falta que, de parte del centro y la derecha, se tome distancia de ello y se pase eventualmente a una labor opositora responsable. Ser enemigos de la izquierda que quiere bajarse como sea a Boluarte, no debería hacer que se pase por agua tibia todos los errores que el gobierno viene cometiendo.

En particular, esa es una ubicación ideológica que deberían ocupar los nuevos candidatos liberales que están surgiendo y no sumarse al espíritu de la mayoría congresal, de apoyo incondicional. Como se ve en las encuestas, se necesita un liderazgo de derecha que claramente rompa palitos con el desastre de Castillo, pero también con la mala gestión del régimen de Boluarte, que ya merece más de un zamaquón político.

Tags:

centro político, derecha peruana, Dina Boluarte, IPSOS, Keiko Fujimori, Pedro Castillo

Mas artículos del autor:

"El oportunismo fallido de Verónika Mendoza"
"La pantomima de Alberto"
"¿Importa la nueva Mesa Directiva del Congreso?"
x