Portada

Sátira

La resurrección de Hernando de Soto

Carlos León Moya
Por Redacción

Tuesday 5 January – An Exceptional Bad Start

 

Today I start my diary, at last. Ayer miraba Bridget Jones mientras comía panetón y me dije Why not? Anyway, I’m tired of this campaign, darling, y quizá el diario lo emblese un poco.

Si no salgo elegido, se lo doy a Ghibellini para que lo corrija y me lo vuelva libro, ha ha, how funny I am.

Tuesday 12 January – Factor 100

Otra vez han venido estos niños extraños que no conozco bien I forget their names baby but they feel fine when I call them Albino Kids so Albino Kids it is I must say que son un poco aterradores porque siempre se ponen uno al lado del otro y parecen las gemelas de The Shining anyway hoy vinieron a besarme los pies y a traerme el último panetón de la temporada entonces aproveché y les dije Kids hay otro gordito que también postula para presidente uno medio chusquito que siempre dice “hermano hermano” como si fuese Ricardo Belmont y dice que viaja siempre a Londres cuando en verdad es parochial very very parochial do you know about him? y ellos Sí señor Hernando él nos contactó para ir en su lista pero al final escogió a otro joven con apellido de criminal de guerra So Kids are you loyal to me? I have this crazy feeling that people will betray me Jamás señor Hernando nosotros somos cien por ciento leales señor Hernando How loyal? Ni siquiera es quincena de enero y ya nos insolamos haciendo campaña por usted señor Hernando nos estamos pelando por el sol señor Hernando nos va a dar cáncer a la piel por defender sus ideas señor Hernando factor 100 por favor señor Hernando factor 100 

I’m starting to love them

Sunday 14 February – Longing for the good old days

Ugh, this is horrible. I’m estancado. Four percent. Four. No subo nada y todos hablan en español. Hasta The Albino Kids, aunque I must admit que cuando Ivanka se molesta habla en alemán y se presenta como Obergruppenführer Tüdhel y le dice a Stuart que le va a poner un triángulo rosado -poor Stuart.

I’m starting to think about leaving, you know? I don’t care about this election anymore. I never cared about Peru, anyway. 

Hoy miraba las fotos en mi sala. Todo en mi sala son fotos, of course. Cogí una en la que salgo con Alfredo Barnechea y Daniel Kahneman. Salimos lindos, rosados, a nice selfie. La saqué del vidrio y le di la vuelta: New York, The Slaughtered Lamb, 2014. Nice memories. Ese día Alfred se hizo pasar por Vargas Llosa, esa escoria, y solo así Kahneman aceptó el selfie. 

I miss him.

Saturday 20 February – Ulysses

I was really sad walking by my pantano at night. Alimentaba a mi puma mientras pensaba una vez más en dejar la campaña. ¿Qué es el Perú sino un accidente en mi vida, un error de la geografía? Nobody wants me here y yo no los quiero either. ¿Cómo voy a tener 4% si soy Premio Nobel, si en todo el mundo me leen, si Michael Reid me pide publicar mi plan?

Mi puma me miraba con pena. El calor de la noche aliviaba my sadness. El viento hacía que el olor de las plantas llegasen a mis nostrils. 

Then, the call.

-Alfred yo sé que me odias pero por favor este no es el momento I’m deeply sad.

-¡Gordo, no! Llamo por los buenos tiempos, de verdad.

-… 

-La vacuna, gordo.

-A scandal, darling, I know.

-No, gordo, vacunarte tú. Te he conseguido una vacuna.

-What?

-En Houston, gordo. Un amigo puede hacerte pasar por un cocinero guatemalteco.

-But honey, that would be a privilege.

-¿Y?

-Que a mi no me gustan los privilegios.

-Jaja gordo no seas pendejo te conozco 40 años.

-That’s true, honey, I love them. 

-Piénsalo, gordo. Ya estás viejo. Y gordo.

-But honey, si hago eso pierdo todo. It would be a scandal.

-No tienes que decirle a nadie pues, gordo. Será un secreto entre los dos. 

-This smells like betrayal, darling. Seguro quieres vacunarme para luego filtrarlo a la prensa y ayudar a tu new buddy Johnny.

-No, gordo, nadie se va a enterar. Vamos a escondidas y disfrazados. ¿De nosotros quién va a hablar si no nos dejamos ver?

-I don’t think so, Alfred. Really. 

-Además volverías a Estados Unidos por un rato, gordo. ¿Qué más quieres?

-…

-Te dejé pensando, ¿no?

 

-Sería como volver a Ítaca, Alfred.

 

-Serías Ulises, gordo.

 

I stopped talking. That was a good argument. I’m tired of my Peruvian life.

-Déjame pensarlo, Alfredo. Llámame en 20.

Me quedé pensando paseando en mi pantano sin saber what to do with myself miraba mi jardín revisaba mis plantitas y mi puma and the rosegardens and the jessamine and geraniums and cactuses and Houston déjame pensarlo Alfredo and then he asked me would I yes to say yes gordo ya pasaron 20 nos vamos o no y le dije a Alfredo yes and his heart was going like mad y me repetía vacúnate gordo vacúnate nadie se va a enterar and yes I said yes I will Yes.

Tuesday 23 February – Keiko’s show

I’m pretty happy darling porque hoy me toca hablar con Keiko después de tiempo. En la tarde mi jefe de prensa me dijo si quería una entrevista mañana con La Encerrada y yo por supuesto, honey, feliz de hablar con Keiko, no sabía que tenía su programa propio pero es regia y se lo merece y su prisión fue muy injusta, I must say. Me he preparado very toroughly para hablar con ella: he sacado unas fotos con su papá y otras comiendo rissotto con Carlos Boloña y al final de la entrevista le diré que I’m tired of this shit, baby, no levanto en las encuestas y no me gusta el sol y mis Albino Kids van gastando medio millón de soles en bloqueador así que prefiero irme a vacunar con Alfredo y a la mierda, Keiko, aquí en tu programa La Encerrada anuncio que voy a declinar mi candidatura para endosar la tuya y así estaremos juntos como en el 90 95 2000 2011 y 2016 viva Keiko let me go.

Wednesday 24 February – Where is Breña?

Funny thing! El programa no se llamaba La Encerrada. I don’t recall the name either, I think it’s El Encierro. Anyway, estaba yo en mi baño poniéndome mi Ceravé cuando me dijeren“conéctese don Hernando ya es hora”. Yo estaba sin polo, honey, pero como es Keiko y ella ya me ha visto semidesnudo en el SIN yo me dije “who cares, estamos entre buddies”, pero en la pantalla no estaba Keiko sino un jovencito con lentes que parecía Milhouse inflado. 

¿Quién es usted?, le dije.

Soy el conductor de El Encierro o El Encerrado, I don’t recall the name, darling, sorry.

Entonces me puse camisa y le dije al muchachito que se espere a little bit. Tuve que cambiar de planes y esconder mis fotos con Alberto y Boloña, pero como las tenía pegadas en la pared de mi oficina tuve que irme a la sala y se me iba la señal, it was a mess, darling, the horror: yo que soy el candidato globalizado y mi internet que no funciona. Además ya no podía decir que iba a endosar a Keiko. Yo que ya quería vacunarme estaba ahora de vuelta en Perú, back again in the misery the informality el sudor los olores la gente la comida la altura the sun.

Pero me cayó muy bien el muchachito, you know?. Le pregunté sobre su vida. ¿Eres periodista? Sí, señor De Soto. ¿De qué universidad? De la Católica. Oh, nice, like me, haha, ¿y de qué colegio eres? De un colegio parroquial de por mi barrio no más. ¿Y cuál era tu barrio, honey? ¿Las Casuarinas, La Planicie, La Aurora? ¿El Pestalozzi es parroquial? No, señor de Soto, soy de Breña. I don’t know Breña, honey, it sounds like Brea. Where is Breña? Is it in Lima? Tú seguro votas por Pedro Castillo. Anyway, empecemos la entrevista, darling, ya vi que no podremos congeniar.

But we did. He was amable, aplicadito, a very nice guy, and he lives in Madrid so I asked him si conoce al Rey Juan Carlos, que es alto y regio y canta Chabuca Granda, pero me dijo que no. Le pregunté si había estado alguna de las tres veces que me dieron el Príncipe de Asturias pero me dijo que tampoco, but I understand this since he is from Breña Tingo María bajan.

There was a nice question, I must say. Me preguntó si me habían ofrecido la vacuna. I couldn’t lie: le dije que sí, que me la había ofrecido un amigo. Casi digo “my Alfred, of course”, pero no, ese es un secreto que solo puedo revelar a my diary.

Monday 1 March – Houston

I’m finally in Houston, darling. Todavía me duele mi hombrito, but I’m relieved

Alfredo me llamó ayer a la mitad de Cuarto Poder y me dijo “gordo, es ahora o nunca, tienes que reemplazar al guatemalteco máximo mañana” y yo “pero honey I’m not ready además ahorita salgo con Gastelumendi, que es un regio y me adora” y él “gordo di que tienes un problema familiar y escápate igual nadie conoce a tu familia” y a las 11 de la noche estábamos Alfredo y yo en la puerta del Jorge Chávez: yo me había disfrazado de Porky y él de jeque árabe. Gordo, me dijo, ¿por qué estás disfrazado de chancho? ¿Y por qué tiene ropa celeste?, y yo I don’t know, Alfred, se lo robé a uno de mis Albino Kids, I don’t know what this means. Pasamos controles, la señorita de Migraciones me miró con pena, hija de puta, nos sentamos en primera clase, tomé un Clonazepam y dormí like a king las siete horas de vuelo.

The thing I like the most about Houston is the name of the airport, I must say. Todo fue muy rápido: salimos, Alfredo me llevó al centro de vacunación, me dio la Green Card del guatemalteco, me pincharon sin bajar del auto, Alfredo me tomó una foto, me llevó a comer, y estamos esperando el vuelo de retorno. Le dije que a mi regreso me iría de viaje with a guy called Little Young Boy por todo el Perú. Alfredo no entendía.

-It’s Little Young Boy. That’s his name.

-Gordo, ¿te refieres a Chibolín?

-I think so.

-Gordo, ¿conoces a Chibolín?

-Kind of.

-O sea que a nuestro regreso te vas a ir de viaje con él, y no conmigo.

-But Alfred, yo sigo en campaña. Tú sigues with that Johnny guy. We can’t be together until April 11.

-Ya gordo, como quieras. 

-Pero Alfred…

-Ahí está el avión, gordo. Vamos no más, ¿ya?

Friday 5 March – The betrayal

I’m sad again because of the Albino Kids. They betrayed me: a mis espaldas se visten de chanchos y van a apoyar a López Aliaga, that nasty guy. Hoy me obligaron a ir al Jurado a apoyarlo, ugh. Llamé a Alfredo buscando consuelo pero sigue molesto conmigo, honey, me dijo que El Perú no es para nosotros and I know that. Además odia hacerle campaña a Johnny Lescano. Lo obligaron a pegar sus gigantografías en San Isidro y le dio sarpullido, my poor Alfred, el otro día fue a El Virrey a dejar sus volantes y la gata lo arañó. 

He’s depressed, I got it, but I he’s still mad at me and I don’t know why.

Monday 22 March – Houston, again

Alfredo me llamó ayer de nuevo, esta vez en medio del debate. “Gordo, tenemos que ir a Houston para la segunda dosis”. “Alfred, I totally forgot, estoy en el debate”. “Gordo tú no estás en el debate, eso es solo para los que están arriba en las encuestas y tú estás peleando con Ollanta”. “Pero estoy aquí con Little Young Boy mirando las performances y comiendo Chizitos”. “Gordo, carajo, tenemos que vacunarnos. Te espero mañana en el Jorge Chávez. No faltes o te mueres”.

En la sala VIP noté a Alfredo contrariado, distinto, distante. Pensé que nos habíamos reconciliado la vez anterior, pero no. Pedí Coca Colas para nosotros y me la devolvió, no quiero nada, gordo, tómate las dos. Yo estaba really tired, honey, me había quedado charlando con Little Young Boy, se me caía la cabeza del sueño y Alfredo, en lugar de sentarse a mi lado, se fue a una esquina a jugar con su celular y a tomarme fotos, I don’t know why.

-Gordo, ya es hora de abordar.

-Excuse me, Alfred, is everything alright?

-Eres de lo peor, gordo.

-Why?

-Te consigo la vacuna y tú no puedes siquiera invitarme a tu equipo de campaña.

-Pero Alfredo, tú estás con Johnny

-En lugar de eso, te vas a viajar por el Perú con Chibolín. Y encima le prestas tus casacas North Face. Las que yo te regalé.

-Alfred las que tú me regalaste las tengo bien cuidadas. En total tengo 241 North Face negras, honey, y a Little Young Boy le di la 137.

-Eres de lo peor, gordo. Ya vámonos que ya sale el avión. Sí, gordo, es por ahí. Sube, sube. Espérame un rato, que tengo que mandar una foto.

 

Tuesday 23 March – Houston, there’s a problem

Today I woke up with a little rash in my arm. I was glad: that was the vaccine. I’m inmunizado, baby.

The day went well, everything as planned. But then, around 9 pm, I received a strange call. It was my Chief of Staff.

-Señor Hernando, ¿de verdad usted se vacunó?

-What?!

-Que si de verdad se vacunó. Han sacado una foto suya en el aeropuerto junto a su reporte migratorio.

-No, honey, cómo crees -le dije mientras me sobaba mi rash-, yo jamás haría eso a sus espaldas.

-Hay que desmentirlo entonces. Esto puede ser una bola de nieve.

-Of course, darling. Tenemos la verdad de nuestro lado.

A los 5 minutos me volvió a llamar.

-Señor Hernando, no me joda, usted sí se vacunó.

-Que no, he dicho. ¿No crees en mi palabra?

-Me han mandado una foto suya recibiendo una inyección y atrás se lee grandazo COVID 19 VACCINATION SITE.

-Bueno es cierto, darling, me vacuné, what can I say? Ya estoy viejo. Y gordo.

Solo había una persona en el mundo que tenía esa foto. Solo una.

-Dime, gordo.

-Alfredo, it was you? Et tu, Alfred?

-Si, yo lo filtré, gordo pendejo. Te dije que sabía todas tus cochinadas. Sabía que ibas a caer con esto.

-But, why, Alfred? Why?

-Porque me hiciste perder el 2016, gordo traidor, y porque preferiste a Chibolín en vez de a mí. ¡A Chibolín! ¿Yo te pago el pasaje a Houston y tú no me puedes llevar a Llacuapampa, gordo ingrato? Ojalá te dé trombosis.

I was in shock. 

The campaign was over.

I was all alone.

But then, The Albino Kids appeared.

They had a particular shine on their faces.

Se arrodillaron y me besaron los pies. No importa que no nos haya contado lo de su vacuna señor Hernando lo importante es que nos hemos dado cuenta que usted sí es como nosotros señor Hernando usted usa sus privilegios como debe ser señor Hernando estuvimos dos semanas con López Aliaga pero él paraba borracho señor Hernando todo el día huele a alcohol en vez de desinfectarse se lo chupa señor Hernando y luego nos dijo que nos iba a azotar a los dos por ser malos corderos de Dios señor Hernando.

Y se la agarró especialmente con Stuart, dijo Ivanka insolada, a mí me puso a un lado y a él lo persiguió tres días y tres noches con sus amigos del Opus al pobre Stuart tuvimos que echarle betún teñirle el pelo de negro y ponerle un polo del FREPAP para que lo dejaran en paz.

Hemos vuelto señor Hernando, dijo Stuart asustado, porque usted es la opción más parecida a nosotros en todo sentido en el Perú no se está con quién más piense como uno sino con quién más se parezca a uno así que hemos vuelto porque con López Aliaga era pura fantasía nuestro amor ilusiones que se forjan con el tiempo será millonario pero no es nice y cosmopolitan como usted y es tanta la distancia entre los dos que es difícil que podamos entendernos y además vive en el malecón pero su casa no tiene vista al mar para con moho tiene cuadros viejos fotos feas muebles antiguos todo huele a naftalina sería como votar por mi abuela no podemos señor Hernando en cambio usted tiene un pantano un puma y una foto con Bill Clinton señor Hernando acéptenos de vuelta por favor señor Hernando si quiere me visto de pollo por usted pero acéptenos señor Hernando.

Ok, Kids, levántense, I told them. 

Let’s lose, but let’s lose together.

 

Sunday 28 March – Resurrection

7 am. I woke up.

7:15 am. I opened my tamal de pollo y lo metí en mi pan. Me hice dos panes por si acaso. 

7:30 am. Maybe a third pan won’t be that bad.

7:43 am. Ivanka llegó corriendo seguida de mi puma Señor Hernando gritaba Señor Hernando estamos subiendo al fin.

 Me mostró la portada del diario: 8.5%. De Soto, cuarto puesto. 

-Es la primera vez que mi papá compra La República. No lo hacía desde el 4 de abril del 92.

Vi su cara, the tear in her eye: insolada, pero feliz al fin.

7:48 am. Mi puma me trajo un pollo de espuma moribundo. Era Stuart que también había corrido a verme pero el traje de pollo hizo que no corriese tan rápido, poor boy. Lo dejamos en el piso.

7:51 am. “Señor Hernando”, me dijo Ivanka, “¿quiénes lo han llamado hasta ahora?”. “Nadie, honey”, le dije. “¿Cómo nadie? Debe tener 400 llamadas perdidas”. No había visto mi celular, lo había olvidado completamente por mi pan con tamal.

And yes, 403 missed calls. Banqueros, magnates, ex fujimoristas, pitufeadores, todos me habían llamado. Vi mi Whatsapp: ofrecimientos, editoriales, te damos todo para que no pase la comunista Hernando, López Aliaga nunca me ha gustado tanto Hernando, Keiko ya fue Hernando ahora todos estamos contigo.

Pero un mensaje me enterneció más que todos.

Dionisio Jr., 7:14 am: “te llamé gordo bandido felicitaciones por el ascenso! avísame si necesitas ya sabes qué de la bóveda… y no te preocupes que a keiko no le daré nada, yo solo doy del quinto para arriba jajaj, slds”.

It was my moment, finally.

11:19 am. Por supuesto, alguien me tenía que llamar.

-No cantes victoria gordo de mierda que ese campo no ha medido tu vacunación.

-I will wait, honey, I will wait.

-No sé cómo has podido subir, pero pronto bajarás, gordo, todos sabemos tus mentiras.

-Tengo que colgarte, Alfred. Nos vemos en segunda vuelta.