La mismocracia de Forsyth: esta es la historia de sus improvisados candidatos al Congreso

Un grupo de vecinos del distrito de San Luis busca una curul, pero no hace ningún tipo de campaña. Madre e hijo se lanzan al Parlamento por Áncash y Amazonas, pero viven en la misma casa de Surco, en Lima. Y hay más casos. Todos son parte de una lista de, al menos, 39 candidatos por Victoria Nacional que pretenden representar a regiones en las que no viven.

“Los del partido vinieron a hacerme la propuesta para postular por La Libertad. ¿Por qué no por Lima? Es que en Lima ya tenían formado su equipo”, dice Gladys Odar Díaz, candidata al Congreso de Victoria Nacional por la región norteña. La ubicamos en su casa, en el distrito limeño de San Luis.

Aunque no vive en el departamento al que supuestamente quiere representar, Odar -que lleva el número 6 en la lista de candidatos- asegura que tiene familia y ha viajado muchas veces allá. Dice que “los del partido” lo sabían y por eso la eligieron. “Prácticamente eres mitad Lima, mitad norte. No va a haber ningún problema”, recuerda que le dijeron.

La “candidata”, sin embargo, no ha viajado a La Libertad a presentar sus propuestas y asegura que realiza su campaña mediante redes sociales. Pero cuando le preguntamos cómo ubicarla en Facebook, se pone nerviosa y no sabe qué responder. “‘Gladys Odar campaña’ y algo del nombre del partido”, dice dubitativa. Nunca en su vida ha tenido contacto con George Forsyth.

Odar no registra ingresos ni experiencia laboral en su hoja de vida. Declaró tener estudios técnicos, pero actualmente es ama de casa y en ocasiones se recursea “vendiendo algunas cosas”. ¿Cuál es el historial partidario de esta improvisada candidata al Congreso? La mujer pertenece a Victoria Nacional -antes Restauración Nacional- desde 2010, pero nunca, en sus 11 años de afiliación al partido, postuló para algún cargo político. “Es la primera vez que postulo, el partido me lo propuso. Me explicaron cuáles eran los requisitos y después de pensarlo, accedí”, cuenta.

No es la única vecina de San Luis que postula al Congreso. Patricia Odar Díaz es hermana de Gladys y vive a una cuadra de su casa, también en San Luis. Postula al Congreso por el departamento de Apurímac y va con el número 4. Según Gladys, su hermana no hace campaña porque después de inscribirse consiguió trabajo y ya no tiene tiempo. “Ella aceptó la inscripción, pero conforme escuchaba los problemas que había, desistió de postular a su candidatura y no alcanzó a renunciar en la fecha indicada”, agrega.

Intentamos buscar a Patricia Odar en la dirección que consignó en su hoja de vida, pero nos respondieron que ella no vivía allí.  “Como no va a hacer nada por su candidatura, no quiere entrevistas ni publicidad”, explica Gladys.

En este distrito limeño hay al menos ocho aspirantes a congresistas que postulan por regiones en las que no viven. Seis de estas personas están relacionadas, se conocen y se hicieron miembros de Victoria Nacional hace bastantes años, pero, como a Gladys Odar, es la primera vez que el partido les propuso postular al Congreso. Y no parece importarles mucho, pues sus candidaturas pasan desapercibidas, por no decir que son inexistentes.

Ninguno de ellos registra, además, ingresos económicos ni experiencia política en sus hojas de vida que presentaron al JNE. “Este tipo de hechos da muestras de un nivel de improvisación, en la medida en que estos candidatos no solo no viven en las regiones por las que postulan, sino que muchos no tienen ni la más mínima idea de lo que ocurre ahí. No hay ninguna sanción para los partidos que presenten sus listas de candidatos incompletas. Podrían no completarlas y no pasa nada. Lo que ocurre es que no es atractiva una lista que no es completa”, explica Heber Campos, abogado especialista en derecho electoral.

A dos cuadras de la casa de Gladys Odar, vive su amiga Margarita Ramirez Tamayo, quien postula con el número 4 por Pasco. A pesar de ser conocida en el barrio, los vecinos parecen sorprendidos cuando preguntamos por su candidatura al Congreso. “Yo soy muy amiga de Margarita (…) ¿Margarita es candidata? Hasta donde yo sé, ella siempre ha sido simpatizante del partido y ha apoyado a otros candidatos del partido, pero no sabía que ella era candidata”, dice Gladys Odar.

Luis Ramirez Tamayo es hermano de Margarita. Ambos viven en la misma casa y son miembros del partido desde octubre de 2019. Al igual que Patricia Odar, postula por Apurímac, región en la que tres de los cuatro candidatos de Victoria Nacional viven en Lima. A pesar de ser un militante activo del partido -cuando este aún se llamaba Restauración Nacional- y apoyar candidaturas políticas en su Facebook, Luis Ramirez no ha hecho ningún tipo de campaña política en redes sociales. El candidato, que lleva el número 3 de los postulantes a la región de la sierra, se excusó de dar declaraciones para este informe. Únicamente explicó que desde enero su familia se enfermó de Covid-19 y por eso no ha estado activo.

Su esposa María Del Carmen Quispe Quiroz también postula al Congreso representando a los peruanos en el extranjero.

La única candidata cercana a este círculo de San Luis que sí hace campaña es la hermana de María Quispe: Yvonne Quispe Quiroz. Ella tampoco está segura de por qué la eligieron para  postular. “En el partido decidieron, no sé si hicieron un sorteo, pero la cosa es que me dijeron ‘Tú has salido para representar a Moquegua, ¿aceptas?’”, cuenta la candidata.

Quispe, que va con el número 4 a la región sureña, es policía en retiro y profesora. Aunque no es de Moquegua, dice que desde pequeña iba de paseo a esta provincia junto a sus padres. Ella justifica su postulación porque “la Constitución no me lo prohíbe”. “Así como la policía puede trabajar a nivel nacional, nosotros podemos postular porque tengo vocación de servicio y porque soy una mujer que siempre acepta retos”, afirma.

Asegura que durante su campaña ha viajado cinco veces a Moquegua y que esta semana lo volverá a hacer para acompañar al candidato presidencial George Forsyth. A diferencia de los demás candidatos de San Luis, sí realiza campaña a través de su página de Facebook. “Yo acepté postular porque lo que uno quiere es el cambio, porque ya estamos cansados de tanta corrupción”, explica.

La candidata se muestra, además, indignada con el caso de los candidatos de Renovación Popular que postulan a otras regiones cuando viven en Lima. “No tenían conocimientos, preparación”, comenta. Pero ni su hermana ni su cuñado ni la hermana de este tienen estudios superiores o experiencia previa.

Candidatos improvisados Forsyth
Los seis “candidatos” viven en San Luis, postulan por distintas regiones y, a excepción de Yvonne Quispe, ninguno hace campaña ni en redes sociales. Diseño: Leyla López.

Más casos

Solo en el distrito de Surco, hay 12 candidatos que postulan hasta por 9 regiones distintas. Es el distrito que concentra el mayor número de aspirantes que no viven en la región que pretenden representar. Después de una intensa búsqueda en el Asentamiento Humano Rodrigo Franco, pudimos ubicar, por ejemplo, el domicilio de Marianela Peña Campos, quien postula por Áncash con el número 6. Y no es la única en esta casa que busca un curul en el Congreso. Su hijo Joe Guerrero Peña, de 26 años, postula por el departamento de Amazonas con el número 3.

No pudimos comunicarnos con ellos pero sí con el hermano de Joe, quien nos informó que su mamá y su hermano no se encontraban en su casa. La autora de este informe dejó su número de teléfono, pero no recibió ninguna llamada de parte de los “candidatos”. En redes sociales no hay rastro de que estén haciendo campaña.

A 8 minutos de la casa de Marianela y Joe, en el Asentamiento Humano San Lorenzo, en el mismo distrito, viven Jocelyn Benites Cano, de 27 años, y Magaly Guzmán Allauca. Ambas se afiliaron al partido el 9 de octubre de 2017. No tienen trayectoria política ni tampoco declararon sus ingresos económicos.

Sudaca también revisó las hojas de vida de dos postulantes al Congreso que viven en Huánuco y en la misma dirección: Claudia Calderón Grijalva y Fristsy Chavez Bajarano. La primera postula por Pasco; la segunda, por San Martín. Ambas se afiliaron al partido el 30 de noviembre de 2019. Al igual que los demás candidatos mencionados en este reportaje, ninguno ha registrado sus ingresos económicos. Mucho menos hacen campaña de sus candidaturas.

Consultado por este grupo de candidatos, Rennan Espinoza, jefe de campaña de George Forsyth, respondió que él no puede afirmar que se han rellenado las listas con gente que vive en Lima “porque hay mucha gente del interior del país que tiene sus negocios y su residencia en el interior del país, pero que también tienen sus viviendas en Lima, o viceversa”. Dice que está “seguro de que si estas personas no tuviesen absolutamente nada con esas regiones, las hubiesen tachado, y si no, es momento de corregir esta forma de inscribir a los candidatos”. Así estamos. Con la “mismocracia” de siempre.

*Fotocomposición: Leyla López

Si desea recibir noticias de SUDACA haga clic aquí para registrarse a nuestro Newsletter.

Mas artículos del autor:

"Acusaciones de traición en la agonía del Partido Morado"
"Acción Popular y el clientelismo que podría ser decisivo en sus internas"
"Las últimas horas antes de un voto con desconfianza"