Planes oposicion

Operación desgaste: la oposición coordina para que Bellido no llegue al Pleno

Por cielo, mar y tierra, las fuerzas opositoras buscan la dimisión del nuevo premier antes de que pida el voto de confianza. Proponen convocar una cumbre con líderes que participaron en las últimas elecciones -como Fujimori y Acuña-, buscan movilizar la calle y en el Legislativo ya empezaron una ronda de interpelaciones a ministros cuestionados. Si Bellido sortea la presión, le darán la confianza como "salida inteligente" e intentarán limitar la capacidad del gobierno para cerrar el Congreso.

La oposición busca forzar la renuncia de Guido Bellido. Los líderes del bloque opositor apuestan por presionar desde todos los frentes para que el primer ministro dimita antes de que se presente en el Congreso para pedir el voto de confianza. El objetivo es no gastar tan pronto las “dos balas de plata” que tienen para censurar gabinetes, pues eso podría facilitarle al gobierno el cierre del Parlamento. “No hay que caer en la jugada de los cerronistas, que lo que quieren es desaparecer el Congreso”, dice Luis Iberico, el secretario ejecutivo nacional de Alianza Para el Progreso (APP), uno de los presentes en las conversaciones entre las fuerzas opositoras. 

El plan de la oposición trasciende la esfera del Poder Legislativo. Apunta a que la calle ejerza la presión suficiente para forzar la salida de Bellido, hoy atrincherado en el cargo, ante el alza del precio de los alimentos, el dólar y los recibos de luz. “La movilización tiene que continuar porque a estos señores no les entran balas. Lo positivo es que los ciudadanos, al margen de cualquier bandera partidaria, están saliendo a movilizarse”, dice Ibérico. 

En las negociaciones que se vienen dando entre las fuerzas de oposición participan la excandidata presidencial de Fuerza Popular, Keiko Fujimori, y el líder de Alianza Para el Progreso, César Acuña, además de voceros de Renovación Popular, Avanza País y Podemos Perú. El asunto es sumar fuerzas para derribar al Gabinete Bellido. 

Incluso, se ha propuesto llevar a cabo una suerte de cumbre de líderes políticos de oposición para mostrar unidad. “Sería importante un pronunciamiento. Deberíamos aprender de Venezuela, donde la oposición se demoró demasiado en reaccionar y paraban divididos porque tenían la inteligencia cubana infiltrada”, dice Luis Galarreta, secretario general de Fuerza Popular, quien coordina las acciones con los congresistas fujimoristas. 

A este encuentro, según Galarreta, serían convocados excandidatos presidenciales para fijar una posición frente a la crisis política. La idea es sumar a políticos de centro para no repetir los mismos rostros que denunciaban fraude hasta hace poco. Todo esto forma parte de las negociaciones entre los opositores. 

Planton
Un grupo de personas protesta contra el gobierno frente a la sede del Congreso. (Foto: Expreso).

En paralelo, los voceros de las bancadas trazan la estrategia para la batalla que se debe librar en el Parlamento en los próximos días. En el corto plazo la oposición citará al primer ministro Guido Bellido para que responda sobre los nombramientos cuestionados en el Ejecutivo, antes de que pida la confianza del Gabinete. “Vamos a citar al primer ministro para hacerle una serie de preguntas y cuestionamientos. Dependiendo de sus respuestas, veremos si lo interpelamos”, dice el congresista José Cueto, de Renovación Popular. 

Al cierre de esta edición, la bancada de alias ‘Porky’ ya presentó la moción para citar al jefe del Gabinete, como parte de esta estrategia de acorralamiento. 

La bancada de Rafael López Aliaga también anuncia una cascada de interpelaciones a ministros. El primero en la mira es el titular del Interior, Juan Carrasco, quien está contra las cuerdas por jurar en el cargo sin renunciar al puesto de fiscal de crimen organizado en Lambayeque. Los otros ministros en la mira son Héctor Béjar (Relaciones Exteriores), Anahí Durand (Mujer), Walter Ayala (Defensa) e Iber Maraví (Trabajo). 

“Hay varios ministros que, eventualmente, podrían ser censurados. Pero hay que tener cuidado. Porque recordemos que la censura de un ministro puede devenir en un pedido de confianza del gobierno [para todo el Gabinete]. Y, si cierran el Congreso, significaría estar varios meses con una Comisión Permanente que no puede impedir que el gobierno haga lo que le venga en gana”, dice Ibérico. 

moción guido bellido
Bancada de Renovación Popular presentó una moción para invitar al primer ministro Guido Bellido al pleno del Congreso.

¿Qué va a pasar si Bellido sale airoso de la presión y sigue en el cargo para cuando le toque presentarse a pedir el voto de confianza? Galarreta e Ibérico hablan, por el momento, de una “salida inteligente”. Es decir, darle luz verde al Gabinete Bellido mientras acelera los pasos para ponerle límites a la cuestión de confianza y cambiar a los seis magistrados del Tribunal Constitucional que tienen el mandato vencido. Con estas decisiones, estiman, pondrán freno a un eventual cierre del Congreso. Pero todo puede cambiar con el paso de los días. 

“El Congreso tiene que ganar tiempo para fortalecerse. Nosotros intentamos poner límites a la cuestión de confianza en la cuarta legislatura del Parlamento pasado, pero todo eso se cayó porque muchos opinólogos, constitucionalistas, salieron a atacar al Congreso anterior, cuando lo único que se buscaba es que estuviera más fortalecido”, dice Ibérico. 

“La oposición requiere de un movimiento inteligente y de unidad. Conversamos permanentemente”, dice, por su parte, Galarreta. 

El candado a la cuestión de confianza que prepara el bloque opositor consiste en que el Ejecutivo no use este mecanismo con proyectos de ley para plantear referéndums, reformas constitucionales o sobre competencias exclusivas del Parlamento, como la elección de magistrados del Tribunal Constitucional. El TC ya se pronunció al respecto en su sentencia de enero del 2020, pero los parlamentarios consideran que aún queda un espacio para limitarla aún más. El objetivo es evitar que el presidente Pedro Castillo use los mismos argumentos que Martín Vizcarra para cerrar el Congreso. 

En la pugna de poderes la elección de los magistrados del TC es crucial. La presidenta del Congreso, María del Carmen Alva, opinó que los candidatos deben salir de una invitación y no de un concurso público. Los voceros de oposición coinciden con esta propuesta porque permite acelerar el proceso de selección. Patricia Chirinos, tercera vicepresidenta del Poder Legislativo y congresista de Avanza País, ya presentó una moción para reactivar la comisión que se encargue de seleccionar a los magistrados. El tema es de máxima prioridad. 

Mientras tanto, sigue el fuego cruzado con el gobierno. “Esperamos que recapaciten en el gobierno antes de la presentación del Gabinete. Más allá de la pésima decisión del presidente Castillo de plantearnos este Consejo de Ministros, hay una repercusión en el bolsillo de la población. Para muchos la presencia del señor Pedro Francke (en la cartera de Economía) iba a calmar la situación. Sin embargo, siguen aumentando los precios. La gente quiere cambios en el Gabinete”, dice Galarreta. 

El gobierno y la oposición miden sus fuerzas en el primer test del mandato de Pedro Castillo. La pugna no tiene fecha de caducidad.

Si desea recibir noticias de SUDACA haga clic aquí para registrarse a nuestro Newsletter.

Tags:

Congreso, Guido bellido, Oposición

Mas artículos del autor:

"La actualidad del Movadef: debilitado, clandestino y opinando a favor del gobierno"
"Una dudosa decisión fiscal abre un frente de ataque al caso Cuellos Blancos"
"Las llamadas entre Pedro Castillo y Ollanta Humala"