A ver pues Keiko

"No es suficiente con que se comprometa a no indultar a Montesinos como le ha planteado Vargas Llosa (¿alguien en verdad temía que eso ocurriese?)"

“No es suficiente con que se comprometa a no indultar a Montesinos como le ha planteado Vargas Llosa (¿alguien en verdad temía que eso ocurriese?)”

Gracias a una buena estrategia de marketing, Keiko Fujimori logró pasar indemne la primera vuelta libre de los ataques de sus adversarios y liberada además del recuerdo de los últimos cinco años desastrosos y miserables del fujimorismo.

De algún modo, la izquierda y el centro liberal enfilaron sus baterías contra el ultraderechista Rafael López Aliaga y dejaron pasar exenta de cualquier cargamontón a la receptora del mayor de los antivotos.

No le va a bastar a Keiko invocar el anticomunismo para derrotar a Castillo -quien le hace al juego al plantarse en su postura radical, sin concesiones al centro (aunque hoy mismo, en RPP, acaba de lanzar un discurso más moderado)-, ni tampoco agregar a su pauta narrativa alguna vocación anti statu quo para sintonizar con los millones de peruanos hartos del modelo.

Es necesaria una reconciliación con los indecisos, con la propia derecha que no votó por ella en la primera vuelta y que aún no se inclina a su favor (el mayor número de blancos y viciados en la última encuesta de Ipsos está en Lima y en el norte, presuntos bastiones históricos del fujimorismo).

No es suficiente con que se comprometa a no indultar a Montesinos como le ha planteado Vargas Llosa (¿alguien en verdad temía que eso ocurriese?), nique asegure que solo se quedará cinco años en el poder. El compromiso debe ser mayor.

Debe abarcar una puntillosa política anticorrupción que evite una reedición de la putrefacta gestión de los 90, y una detallada agenda de cautelas y de respeto a los poderes constituidos para no repetir el copamiento de las instituciones públicas que perpetró no solo en los 90 sino que quiso reeditar en el último lustro.

Hay dos sectores claves para que Keiko Fujimori de muestras cabales de cambio de voluntad política: Educación y Premierato. Las peores salvajadas e intransigencias del fujimorismo de los Becerrril y las Beteta fue contra los titulares de Educación de PPK y Vizcarra. Tiene que anunciar allí a alguien  que continúe la reforma educativa, universitaria y magisterial, de los últimos años.

Y un Premierato independiente, de alguien alejado de los rediles fujimoristas, puede ser un buen punto de partida para amainar el legítimo grado de suspicacia que existe en la población no solo de izquierda sino también centrista y derechista respecto de las credenciales democráticas del fujimorismo.

Mas artículos del autor:

"Pensar el recambio derechista"
"Pensar el recambio derechista"
"Lamentable mensaje a la Nación"