Zoraida Rengifo-Con Anteojos

Licorice pizza de Paul Thomas Anderson

Paul Thomas Anderson tiene ya 11 nominaciones a los premios Oscar en su haber, desde el año 97.

Hace 5 años, Paul Thomas Anderson, considerado como uno de los mejores directores de cine de su generación, fue acusado de misógino. La razón de ello, su film El hilo fantasma. La historia del diseñador de alta costura Reynolds Woodcock, interpretado por Daniel Day-Lewis, expuso una relación de abuso de poder. Una práctica sadomasoquista con elevado contenido de toxicidad, pero que embelleció por momentos la figura de este hombre, que en realidad era perverso.

Hoy, el cineasta americano nos presenta Licorice pizza, película que ha recibido ya 3 nominaciones al Oscar, entre otros galardones, y lo ha colocado otra vez en la polémica. En esta oportunidad, debido a algunas escenas de contenido racista, en donde el personaje que interpreta John Michael Higgins, se burla del idioma de sus diferentes esposas japonesas. Escenas presentadas en el film en modo de comicidad, que no resultan tan divertidas y que la audiencia viene recriminando en las redes sociales. A todo esto, lo único que ha dicho el director, es que no debe juzgarse con los ojos actuales, sino de la época.

Licorice pizza es una historia que transcurre en el Valle de San Fernando, Los Ángeles California de los años 70s. Gary Valentine, conoce a Alana Kane y se enamora a primera vista. El problema es que ella es 10 años mayor que él y encima de eso, él es menor de edad. Tiene 15 años y ella 25. Así que deciden formar una suerte de sociedad laboral que permitirá a la historia recorrer el desarrollo de ambos personajes, en un camino que siempre termina por juntarlos.

Este es el noveno largometraje del director. Quizás el más optimista y diferente de los otros relatos que ha presentado. La intención del cineasta, ha sido rememorar su juventud, a través de una historia de amor platónico que curiosamente se nutre de algunos acontecimientos reales, entre ellos, el que sintió por su profesora de arte en la escuela.

Alana Haim, da vida a Alana Kane, en la ficción es la chica que deslumbra por completo a Gary y fuera de ella, Alana es una música americana que tiene una banda con sus hermanas. Todas hijas de aquella profesora de arte que Anderson idolatraba de pequeño. Cuesta creer que sea el primer film de la joven actriz, que destaca desde la primera escena.

Cooper Hoffman interpreta a Gary Valentine, joven enamorado de Alana que tiene el talento de reinventar su vida con diferentes proyectos. Lo que equivaldría a un emprendedor con talento para la actuación y los negocios. También es el debut de Cooper, quien además es el hijo del fallecido actor Philip Seymour Hoffman. Recordado por su participación en Boogie nights, Sydney, juego, prostitución y muerte, Magnolia y The Master. En donde Anderson demostró su preferencia por el desaparecido actor.

La cinta tiene mucho de personal y familiar, al punto que cuando la prensa le preguntó al director de donde surgió el nombre. Él respondió entre risas: “No lo sé, pero me hizo recordar a mi juventud”. Licorice pizza fue una cadena de discos en los 70s que asociaba el tamaño de las pizzas al de los LPS.

No es casual que el film lleve el nombre de una cadena de discos. El interés que Paul Thomas Anderson ha demostrado por la música ha sido un sello destacado en toda su cinematografía. En esta cinta en particular, el tráiler oficial está acompañado de la canción de David Bowie: Life on

Mars? Y coloca nuevamente a Jonny Greenwood como responsable de la banda sonora. El bajista de Radiohead, ya obtuvo una nominación al Oscar por El Hilo Fantasma, del mismo director. Hoy es uno de los productores musicales más reconocidos que podría regresar a casa esta vez, con una estatuilla en mano por su trabajo en El poder del perro. Cinta que le ha permitido obtener su segunda nominación.

El cine de Anderson, es un cine clásico, de época, con historias que revelan la complejidad de sus personajes y la fascinación que estos producen a pesar de sus perversidades. No podría haber ningún cuestionamiento hacia su dirección actoral, ya que, además de la propuesta visual, es parte de una manufactura hecha con cuidado y gran calidad. Sin embargo, su narrativa no simplifica tiempos y la duración termina siendo muy extensa.

Hace 5 años presentó la mejor de sus obras, El Hilo Fantasma, con incorrecciones que demuestran a un cineasta de espaldas a las transformaciones y luchas, como las de género y culturales. Un realizador destacado, con historias particulares que contar y que por encima de todo, añora el pasado y se resiste a cambiar.

Tags:

Cine, pelicula

Mas artículos del autor:

"Estreno nacional en el Festival de Cine de Lima"
"El Festival de Cine nos vuelve a reunir"
"Elvis, el rey de la taquilla"
x