María Pía Valcárcel

De inepto a corrupto

Por siete meses, creí que el gobierno de Castillo era simplemente inepto, que le faltaba preparación, y que se caracterizaba por la improvisación. Hoy, tras el testimonio de Karelim López para aspirar a colaborador eficaz, quedó en evidencia que pasamos de la ineptitud a la corrupción.

En los cortos siete meses de gestión del presidente Pedro Castillo, su gobierno fue calificado de inepto, tanto en medios de comunicación, así como por los mismos ciudadanos, incluyéndome. Muchos pensamos que Castillo simplemente no estaba preparado, que el puesto le cayó de sorpresa, así como a muchos nos cayó de sorpresa su aparición en segunda vuelta. Lo escuchamos hacer el ridículo con la prensa, como en aquella anecdótica entrevista para CNN, o como con su historia del “niño y el pollo” que ni siquiera supo contar bien y dio lugar a burlas. Lo vimos tomar pésimas decisiones a la hora de escoger a sus ministros, fuimos testigos de sus mensajes a la nación vagos y con poca claridad, y nos cansamos de escuchar la palabra “pueblo” en cada uno de sus discursos.

En estos 7 meses, Castillo siempre tomó una postura de víctima. En su entrevista con Hildebrandt podemos ver mucho de ello, comenzando con su historia de lucha, aduciendo que viene desde abajo, que es un hombre de pueblo, que confió en las personas equivocadas, pero en ningún momento hace un mea culpa sobre sus errores. En la entrevista con Fernando del Rincón incluso dijo que el Perú era su escuela para ser presidente, defendiéndose de las críticas que le hacían por su incapacidad para gobernar. Además de estas declaraciones en prensa, en un mensaje a la nación el pasado 4 de febrero, luego de presentar a su tercer gabinete, acusó al congreso de tener comportamientos obstruccionistas y antidemocráticos y de amenazar con una vacancia, es decir, responsabilizó a la oposición de tener que volver a cambiar un gabinete que claramente estaba compuesto, por enésima vez, por gente no idónea para el puesto.

En conclusión, Pedro Castillo nos hizo creer a todos que simplemente no estaba preparado para el puesto, y que, en gran parte, a eso se debían sus deslices como presidente. Al escucharlo hablar no nos quedaba duda de ello, ya que se notaba con claridad su falta de preparación al abordar sobre temas económicos o al hacer declaraciones como el estar a favor de darle mar a Bolivia. Personalmente, a mí me hacía creer que este gobierno estaba lleno de improvisaciones ya que, en estos últimos siete meses, prácticamente no ha pasado ni una semana sin que veamos en los medios algún escándalo relacionado a nombramientos indebidos de funcionarios públicos o acusaciones de corrupción.

Hoy podemos decir que el gobierno de Castillo pasó de inepto a corrupto luego del testimonio de Karelim López. Claramente este gobierno no estaba improvisando, sino que, al parecer, todo estaba fríamente calculado para dar pie a una mafia dentro del Ejecutivo, que según indicó la lobista, habría tomado el MTC y el Ministerio de vivienda, para ocupar puestos claves en el sector y así beneficiarse en el direccionamiento de obras. Con razón Juan Francisco Silva fue el único ministro que nunca fue cambiado en el sinnúmero de gabinetes que hemos tenido en estos siete meses.

Hace unos meses publiqué en este medio una carta a Pedro Castillo, donde mencionaba que de corazón quería que hiciera un buen gobierno para el beneficio de todos los peruanos. Hoy, ya me di cuenta de que esto no pasará jamás, menos si se gobierna con ineptitud y además con una escandalosa corrupción de por medio. Hoy siento que mi país está siendo secuestrado por una mafia a la que lo único que le interesa es beneficiarse económicamente como sea. Yo quiero a esa mafia fuera, quiero al presidente fuera. Pedro Castillo ya dejó claro que no trabaja para “el pueblo”, y nosotros como “el pueblo”, debemos alzar la voz, exigir su salida a través de medios democráticos y legales.

 

 

Tags:

Gobierno, Pedro Castillo, Vacancia

Mas artículos del autor:

"¿El mundial de la vergüenza?"
"Al margen de Gabriela Sevilla …"
"Hope, un caso de crueldad animal"
x