Flexibilidad

¿Cómo ser un líder flexible?

El líder debe saber comunicarle a los integrantes de su equipo qué se espera de cada uno para que puedan autogestionarse y la flexibilidad se otorgue de forma natural.

En cada grupo humano es necesario que alguien desempeñe el rol de líder. El psicólogo Arturo Torres explica que a pesar de la confusión que rodea al concepto del líder, hay que tener claro que el liderazgo no se basa en imponer los propios intereses sobre los del resto, sino en adoptar un rol estratégico de toma de decisiones que dirija al grupo hacia sus metas de la mejor manera posible.

La crisis sanitaria y económica que venimos sobrellevando en los últimos meses ha impulsado a empresas, trabajadores y líderes de equipos a adaptarse a los cambios repentinos. En ese sentido, resulta crucial que sobre todo los líderes continúen trabajando en sus habilidades blandas para guiar a sus equipos de manera humana y eficiente, adoptando un liderazgo flexible.

Estos son los pilares que todo líder flexible debe tener presentes:

Ser empático: El líder debe saber comunicarle a los integrantes de su equipo qué se espera de cada uno de ellos, de modo que puedan autogestionarse y la flexibilidad se les sea otorgada de forma natural. Si el trabajador conoce cuál es su propósito de vida personal y cómo se alinea con su trabajo y objetivos de la empresa, será más fácil administrar su tiempo.

Tener confianza: Es necesario empoderar al equipo trabajando la confianza. Para ello se deben llegar a acuerdos de libertad que permitan cumplir objetivos. El líder tiene que trabajar bajo un acuerdo de seguridad y confianza, lo cual generará un ambiente productivo, donde se viva la congruencia y se asegure el cumplimiento de los objetivos.

Crear acuerdos de libertad: Cuando existe libertad y confianza es posible que una cultura flexible funcione. Se puede empezar por definir acuerdos y objetivos autogestionables y medibles. Al sentir la libertad, las personas reaccionan de manera positiva, lo cual aumenta su compromiso y genera más productividad dentro del área. Por ejemplo, si sabes que tus trabajadores tienen hijos y dedican tiempo a ayudarlos durante las mañanas con sus clases en línea, puedes cambiar las reuniones hacia la tarde o darles más tiempo para entregar algún pendiente.

Impacto social: Abre tu panorama y pregúntate cómo tu trabajo puede impactar de manera positiva a la sociedad. Es importante considerar que tu empresa sea socialmente responsable, lo cual genera grandes beneficios para todos los involucrados.

Siempre medir: Ser un líder flexible requiere métricas. Asegúrate que los horarios, fechas de entrega y resultados sean comunicados a todos los trabajadores y estos estén conformes con los tiempos fijados.

 

Si desea recibir noticias de SUDACA haga clic aquí para registrarse a nuestro Newsletter.

Tags:

Flexibilidad, Líder, Liderazgo

Mas artículos del autor:

"Reuniones en Zoom: los errores que no debes cometer"
"Adelanto de sueldo: ¿Es buena opción hacerlo en un banco?"
"Adelanto de sueldo: ¿Es buena opción hacerlo en un banco?"