Giarcarla Di Laura

Aproximaciones al cuento peruano

Después de pasar una semana llena de reacciones negativas entre dimes y diretes por parte de algunos poetas que han olvidado sus orígenes y, por otro lado, ese robo globalizado en el partido de fútbol Perú-Uruguay en el que nos arrebataron un gol, realmente casi todo me da asco. Sin embargo, como decía mi papito, en épocas de crisis siempre hay que poner buena cara y fortalecernos. Así que hoy me he despertado con la gran noticia de que compartiré un «Club de Lectura» organizado por Petroperú este abril, al cual quedan todos invitados.

Como sabe la gente que REALMENTE me conoce, los cuentos que leeremos y comentaremos se llenarán de vida (y nosotros, de paso) a través de nuestras aproximaciones. Obviamente, empezaremos explorando las bases formales del género para penetrar de la mejor manera los cuentos de los diferentes autores incluidos en nuestras sesiones. También analizaremos voces de varias tradiciones en distintos periodos históricos.   

Tendremos cuatro sesiones en las que después de ver sus orígenes, nos enfocaremos en cuentistas famosos como José María Arguedas, Julio Ramón Ribeyro, Oswaldo Reynoso, Guillermo Niño de Guzmán, Gabriel Rimachi y Carlos Yushimito. Asimismo, se abarcará la línea femenina haciendo un estudio pionero de Amalia Puga, Cotta Carvalho, María Wiesse, Pilar Dughi, Carmen Ollé, Mariela Sala y Yeniva Fernández, entre otras. 

Finalizaremos, este taller de lectura con la presencia de cuentistas peruanos que se encuentran en el extranjero como Rocío Uchofen y Oswaldo Estrada. Asimismo, leeremos textos de Rocío Quespi, Claudia Salazar y César Ruiz Ledesma. En la última fecha hablaremos de temas como la migración, la violencia de género, el acoso y otros de candente actualidad que aparecen como sustancia narrativa dentro del «género chico». 

El análisis literario y, sobre todo, la degustación estética siempre han sido mi pasión. Por ellas vivo y por ellas he sacrificado muchas cosas. Cualquiera que conozca un poco la vida de una profesora e investigadora de la literatura sabrá que una no está en esto por negocio, figuración o poder. La vocación no tiene precio. Por eso, espero inspirar a otras jóvenes lectoras para que desarrollen sus habilidades analíticas y expresivas. Anímense a inscribirse en este “Club de Lectura”, que busca revalorar nuestras letras y situarlas en un contexto internacional. 

Aprovecho por eso para desbaratar la falsa acusación que ha hecho hace poco Roger Santivañez contra mi integridad personal y profesional. Espero que sea lo suficientemente “hombre” para que deje de andar involucrándome en sus problemas personales. Primero, que aprenda a aceptar críticas. ¿O acaso le haría gracia que le dijeran que él escribió el libro Hora Zero, una historia y que usó de títeres a los firmantes Yrigoyen y Torres Rotondo? Segundo, que la columna de LA TANA ZURDA soy yo y nadie más. Ya basta de propalar chismes malintencionados solo porque le dio la pataleta. A la vejez, viruelas.

Muchas gracias y sigamos creando y visibilizando nuestro trabajo como mujeres e intelectuales, sin machitos mantequilleros de por medio. ¡¡¡Gracias y los espero!!!

Tags:

Cultura, poesía, sociedad

Mas artículos del autor:

"De escritores y puñaladas"
"¡A celebrar al poeta!"
"Hacia una peruanidad post-covid"
x