Juan Carlos Guerrero

¿A qué hora cambiamos Ministros?

“¿Cuándo el presidente Castillo elige a sus Ministros toma en cuenta su experiencia en el sector y su trayectoria pública? Al menos en dos de los últimos cuatro cambios ministeriales pareciera que no”.

¿Cuándo el presidente Castillo elige a sus Ministros toma en cuenta su experiencia en el sector y su trayectoria pública? Al menos en dos de los últimos cuatro cambios ministeriales pareciera que no. Javier Arce, Ministro de Desarrollo Agrario y Riego, y Juan Barranzuela Ministro de Transportes y Comunicaciones, ambos, parafraseando al presidente, aprenderán a ser Ministros y su escuela será el Perú.

Sin embargo, poseer algún capital social o político les permitió ser Ministros. En el caso de Javier Arce, quizás un esperable apoyo de los congresistas de Perú Libre a las iniciativas del Ejecutivo. Arce fue elegido Parlamentario Andino por Perú Libre. En cambio, ¿cuál es el capital de Juan Barranzuela? solo Castillo lo sabe. En todo caso, la designación de Ministros es la expresión de una distribución de poder en el seno del Ejecutivo. Así, por ejemplo, Roberto Sánchez, Ministro de Comercio Exterior y Turismo, se mantiene en su cargo, desde el primer gabinete, probablemente gracias a que su partido, Juntos por el Perú, cuenta con cinco congresistas.

Al presidente Castillo le compete de manera exclusiva la designación de Ministros, eligiéndolos entre los militantes de Perú Libre, otros partidos políticos o no militantes como el actual Ministro de Transportes y Comunicaciones. Lo hace, se entiende, como una manera de tomar distancia de los partidos políticos que apoyan su gobierno. ¿Estimó una respuesta rápida y furibunda del máximo dirigente de Perú Libre a su decisión de cambiar Ministros? No tenemos maneras de saberlo. Sin embargo, conocemos la respuesta: “cambios en el Consejo de Ministros se han hecho inconsultamente al partido, bancadas de Perú Libre y bancada magisterial, son decisiones propias del presidente”, Vladimir Cerrón.

Cambios frecuentes en el gabinete es una característica de este gobierno. Así, cambiar un Ministro cada once días permitió establece un record sudamericano en noviembre del año pasado. Es plausible suponer que el presidente Castillo los lleva a cabo para ampliar el apoyo político a su gestión o potenciar las capacidades técnicas de su gabinete. Salvo contadas excepciones, no ha sido la tónica. Así, por ejemplo, el cambio de cuatro de sus Ministros conjuró la amenaza de censura que recaía sobre alguno de ellos con lo cual demostró iniciativa y sentido de oportunidad para realizarlo. Medida que sorprendió a muchos.

Finalmente, el Presidente es el responsable de trazar los ejes estratégicos de su gestión. En ese sentido, teniéndolos como marcos de referencia, los Ministros se encargan del diseño, formulación e implementación de políticas públicas. Pero si su mandato dura unos pocos días o semanas, el logro de objetivos sectoriales no será posible y, por lo tanto, el bienestar de los ciudadanos se irá empeorando cada vez más, erosionando aún más la poca legitimidad tanto del presidente Castillo como de sus Ministros y continuará así hasta un nuevo cambio de gabinete ministerial. 

Tags:

Gobierno, Pedro Castillo

Mas artículos del autor:

"Pasado y presente de los Comités de Autodefensa"
"Acuerdo por el Perú"
"¿A qué hora cambiamos Ministros?"