Juan Carlos Tafur

Cinco preguntas sueltas

“Se sabe que una de las agrupaciones de izquierda se ha acercado a dos partidos del centro y la derecha, respectivamente, a ofrecer sus votos a cambio de un sitio en la Mesa Directiva”

1.- ¿Va a caer Castillo pronto? Ojalá fuese más sencillo. A menos que aparezca un audio o video demoledor con el propio presidente con las manos en la masa, no se conseguirá quebrar la férrea línea de defensa de los 44 votos con los que las izquierdas cuentan en el Congreso, sumados a los de la guardería acciopopulista. La vacancia es muy difícil. Y que se le recorte el mandato es difícil también, aunque la reciente aprobación de la bicameralidad y de la reelección inmediata de los congresistas puede ser un incentivo para que se animen por fin a conseguir los 66 votos para ponerle fin a este calvario, con el adelanto de elecciones. No sorprenda que Castillo dure hasta el 28 de julio del 2026.

2.- ¿Quién viene en la Mesa Directiva? Es un misterio. Supuestamente le tocaría en suerte a Alianza para el Progreso, pero inclusive dentro de APP hay pugnas entre los militantes puros y sinceros, como Eduardo Salhuana o Héctor Acuña, y los invitados, como Roberto Chiabra y Gladys Echaíz. Se sabe también que una de las agrupaciones de izquierda se ha acercado a dos partidos del centro y la derecha, respectivamente, a ofrecer sus votos a cambio de un sitio en la Mesa Directiva. Es un misterio por resolver.

3.- ¿Ganará la derecha en la próxima elección? La derecha y el centro andan rebosantes de alegría pensando que el desprestigio de la izquierda radical (Castillo-Cerrón) y de la moderada (Verónika Mendoza), hará que el pueblo se vuelve masivamente por la centroderecha. No es, lamentablemente, así de sencillo. La propaganda del cerronismo, desde los amplificadores estatales de los que goza, le rinden réditos y, además, el colapso del Estado que está perpetrando el propio régimen, hará que el 2026, o cuando sean las elecciones, reaparezca, invicto, el riesgo de un nuevo disruptivo radical.

4.- ¿Son significativas las elecciones municipales y regionales? Salvo que arrase Perú Libre, que es una hipótesis negada, no tendrán ningún impacto político. No serán ningún parteaguas. Probablemente, se divida como siempre: el sur para caciques regionales radicales, Lima y el norte para la centroderecha.

5.- ¿Dará entrevistas Castillo? Nunca más, salvo que sea a los pasquines gobiernistas que han proliferado en los kioskos del país. Su nula elocuencia e incapacidad de respuesta a situaciones comprometedores, como ya se demostró en la entrevista a Fernando del Rincón, de CNN, lo deben haber curado de espanto de esa posibilidad. Tendremos un presidente alejado de la prensa lo que resta de su mandato.

Tags:

Congreso de la República, Gobierno, Pedro Castillo

Mas artículos del autor:

"Ejecutivo-Legislativo: una dupla destructiva"
"Un Congreso lamentable, que solo tiene una salida"
"Lima cada vez más horrible"
x