Cortez, Tomás

Stephanie, el Cine Berreta y el Monstruo

UNO

Ella no tiene la culpa. La peli es mala, sin atenuantes, llena de lugares comunes y estereotipos. Lo que resalta de todo esto, es que la gente, en su mayoría, está podrida de cómo nos retratan las películas de Tondero. Que indudablemente, venden. De ahí, que su factoría continúe. ¿Por qué venden? es otra pregunta interesante. Bueno, en la actualidad, Hollywood está produciendo, en su mayoría, comics o secuelas, con la misma temática, y tiene una gran demanda. Incluso allá, el rubro de comedia romántica está, seriamente, desgastado. 

Centrémonos en el Perú.

Hacer cine en el país es jodido, por decir menos. Dentro de todo, en los últimos años, hay películas que destacan y se diferencian del resto: “La Teta Asustada”,Rosa Chumbe”, “Retablo”, “Canción sin Nombre”, “Wyñaypacha” y, la última, “Manco Capac”. 

Un conocido, indignado, enfatizó que no se identificaba con la peli de Claudia Llosa. Le expliqué que era una mirada personal de la directora, y que no estaba lejos de la realidad. Otro denostó “Manco Capac”, porque según él, “nos muestran, otra vez, a los serranos sufriendo”. El desconocimiento del país, que habitamos, es enorme.

Una vez, alguien me dijo que el Perú es un continente, no un país. Y tenía razón. Somos un país de cholos, indígenas y negros, en su mayoría. Aprendí a conocerlo cuando tenía 20 años. Y no me refiero a ir de turismo. Sino convivir con la gente. Nicolás Yerovi compartió, en los noventas, una anécdota interesante. 

En 1964, sucedieron 2 hechos que aún evoco, las lágrimas de mi hermano y el que suscribe, cuando vimos llegar la primera Tv a casa, que mi padre había comprado. El otro, fue cuando resonó por la radio, a transistores de casa, la canción “A hard days night”. “Me abrió la cabeza, y a una generación entera. Me aventuré más allá del portón y conocí el mundo de barrio y los patas”. Pasamos nuestra adolescencia, con los amigos, sentados, en la esquina de la tienda del Chino, ocupados en hacer nada”.

Era 1969, tenía el pelo largo, a mi viejo eso no le gustó, en absoluto, y me echó de casa. Entonces, me fui, con las pocas pertenencias que tenía, a conocer el país. Subido, en la parte trasera, de un camión y con un puñado de billetes. 

“Regresé, a los dos meses, con 10 kilos menos, pero transformado. Había conocido mi Perú”.

Que, entre los directores destacados, estén 2 puneños (uno fallecido a edad temprana) dice mucho. Las historias y visión que tienen difiere, en gran medida, de lo que ofrece la cartelera. Ya lo dijo Scorsese “Lo más personal, es lo más creativo”. Muchos dirán, es solo es una peli, como tantas otras, no es para tomarla enserio. Si, tienes razón, pero, incluso, una comedia romántica puede ser una Gran Película. Sino mira las pelis de Billy Wilder, Howard Hawks, Frank Cappra, Wyler etc. O sin ir muy atrás, tienes “500 days of Summer”, que es un peliculón. 

Estamos en 2022, cuando se habla de las Mejores Películas Peruanas, pues siempre se menciona las de Pancho Lombardi. Y hace mucho que no dirige. Aun así, dejó una huella indeleble.

Dentro de 20 años, ¿alguien recordara una de Tondero?

DOS

Dicen que las elecciones presidenciales dividieron al país y que aun continua así. ¿En algún momento estuvimos unidos? Hemos vivimos escindidos desde 1821. La Guerra del Pacifico ahondó esa falencia, de allí que la perdimos. 

En 1990, la crisis, económica y social, era de tal magnitud, que la gente, harta de los políticos tradicionales, votó en contra de la elite política. Esa coyuntura, la aprovechó el Ing. Fujimori. De ahí su elección. Astuto, como un animal político, se dio cuenta quienes le servían para sus propósitos. Echó a su extinta mujer y a familiares, del entorno presidencial.

Cerró el Congreso y la mayoría, lógicamente, lo apoyó. Solo necesitaba a Montesinos a su lado.

Y ocurrió lo de Barrios Altos. 

Mucha gente, que conozco, lo justifica: “era el precio a pagar”. Claro, que la cosa cambia si esto sucedía en Jesús María, por ejemplo. Si hubiera ocurrido en Comas, Villa El Salvador, José Gálvez, etc. tampoco hubiera importado, ¿no? Total, si eras sospechado o familiar de terruco, merecías morir. Mataron a una criatura de 8 años. Eso no importó. ¿Y si uno de tus familiares o conocidos hubiera sido víctima?

La Historia enseña que todo Autócrata se convierte en un Monstruo. Sucedió con Stalin, Hitler, Trujillo, Pinochet, tenemos el caso de Ortega en Nicaragua. ¿Y Putin?

Que se le haya restituido el Indulto por parte del Tribunal Supremo (Ferrero, Sardón y Blume) ha dividido al país. Dícese que está muy enfermo, otros indican que hace años que se está muriendo de lo mismo. Es un indulto humanitario, que le dio PPK, como jugada política. 

Lo peor de todo, es que los fujimoristas, con Keiko a la cabeza, nunca aprenden. Ni siquiera piden perdón por los asesinatos acaecidos, sino que terminan terruqueando a los familiares de las víctimas.  Ergo, te denigran. 

El horizonte no pinta bien. Hay que aceptar que no tenemos los políticos necesarios, que generen un cambio y sean creíbles. O una generación de jóvenes, como en Chile.

Eso también es herencia del Fujimorismo. Acabó con los partidos políticos. Han pasado más de 32 años y aún persiste como una sombra, nefasta, sobre la República.

Tags:

Gobierno, sociedad, TC

Mas artículos del autor:

"Buzz Lightyear: Al infinito y más allá… ¿pero sin gays?"
"¿Y ahora, Gareca?"
"Mi Italiano Favorito: Sergio Leone – “Erase Una Vez En América” (1984)"