opinionweb_marianacpr 2

¿Nos va a matar de hambre, presidente Castillo?

Señor presidente, si los peruanos nos morimos de hambre, no va a ser por ociosos; va a ser por su culpa. Póngase a trabajar

En Huaral, el presidente Castillo ha dicho que “la hambruna les va a dar solo a los ociosos”, ignorando las advertencias de múltiples expertos nacionales e internacionales, que exigen al gobierno acciones concretas para hacerle frente a una posible crisis alimentaria.

Se les ha advertido en todos los tonos: El Perú tiene un déficit de por lo menos 180,000 toneladas métricas de fertilizantes, dada la escasez generada por la guerra entre Rusia y Ucrania. Este desabastecimiento, que se viene advirtiendo hace meses, ha puesto en riesgo la producción nacional de alimentos para consumo interno, y el bienestar económico de los agricultores peruanos, especialmente los más pequeños. 

Hace unos días, la FAO (Organización de la ONU para la Alimentación y la Agricultura) advirtió que en el Perú ya se están viendo niveles de hambre que no se habían visto antes, producto de la pandemia y el incremento de la pobreza, y que una posible situación de inseguridad alimentaria podría afectar a 15 millones de peruanos (es decir, 1 de cada 2). Los agricultores locales vienen levantando esta situación hace meses, he incluso algunos gremios han amenazado con ir a un paro ante la inacción del ejecutivo.

¿Cómo ha respondido el gobierno?  Hace unas semanas, este anunció que realizaría una compra de fertilizantes por 740 millones, sin embargo, a la fecha solo se ha destinado la mitad. Según Conveagro, la medida ha sido además tardía, ya que la campaña agrícola comienza en julio- agosto, y la llegada de los fertilizantes podría tomar varios meses.

La cereza del pastel es el nombramiento de un ministro con nula experiencia en la cartera de agricultura, como Javier Arce, que además cuenta con 20 denuncias a nivel fiscal.

¿Y en el Congreso? No se oye padre. En la interpelación al exministro Zea con las justas se tocó el tema de la crisis de alimentos. ¿Qué puede ser más importante que asegurar que los peruanos tengamos un plato de comida?

En el Perú hemos visto de todo en los últimos años, pero hace tiempo que no hablábamos de la posibilidad de pasar hambre masivamente. Y si la ineficiencia de este gobierno realmente nos lleva a los niveles de desabastecimiento de alimentos que advierten los expertos, la responsabilidad tendrá nombre y apellido. Señor presidente Castillo, si los peruanos nos morimos de hambre, no va a ser por ociosos; va a ser por su culpa. Póngase a trabajar.

*Las opiniones expresadas en este documento son de exclusiva responsabilidad del autor y pueden no coincidir con las de las organizaciones a las cuales pertenece.

Tags:

Pedro Castillo

Mas artículos del autor:

"La vacuna contra el COVID y la menstruación"
"El gobierno versus el empleo formal"
"Humo en el agua… y fuego en Montreux"
x