Kevin-Carbonell-Sudaca.Pe_

Moderadores con sesgos

Estos moderadores, en lugar de moderar, interpelan, comentan e interpretan los gestos y palabras de los candidatos, y se toman todo el tiempo para hacerlo. Están equivocados.

 

En el debate electoral, José Vega, el candidato de Unión Por el Perú, decide usar los 30 segundos de tiempo que se le ha asignado para decir las razones por las que no será parte de la polémica: «Las encuestas y los medios vienen manipulando a nuestro pueblo y promoviendo la elección de sus candidatos. En estas elecciones mi candidatura y la de otros han sido ninguneadas. Hoy elevo mi voz de protesta en defensa de la verdad. Unión Por el Perú presentó y promovió la vacancia de Vizcarra. Nuestro mayor compromiso es la lucha contra la corrupción y la defensa de la vida. En Unión Por el Perú los patriotas Antauro, Vega y Belmont nos retiramos de este debate que no nos garantiza la democracia».

 

El anuncio del candidato Vega cae como baldazo de agua fría, sobre todo porque se tomó la molestia de ir al debate y tomar su lugar para desde allí lanzar su editorial en la primera oportunidad que tuvo de expresarse. Claro, no hubiera causado el mismo impacto si, en vez de hacerlo así, José Vega hubiera difundido un comunicado explicando su inasistencia, los medios no le habrían dado importancia posiblemente si consideramos los argumentos de Vega: «Los medios vienen manipulando a nuestro pueblo y promoviendo la elección de sus candidatos».

 

Fue muy astuto entonces decirle no al debate desde el debate. Al menos así su protesta fue observada y escuchada por todos los que veíamos la televisión en ese momento. Me pareció válida su posición, y hasta había quedado clara, y el show tenía que continuar; sin embargo sorprendió la interrupción de los moderadores.

 

—Queremos hacer una explicación —dijo la moderadora Mónica Delta, pausando el curso del debate—. Empezó esta parte de la intervención el señor José Vega de Unión por el Perú. Él ha decidido, después de leer un pronunciamiento que se retiraba del debate. Él considera que no existen las condiciones en medios de comunicación para hacer su explicación. Ha hecho un ¡hurra! —¿hurra?— a sus líderes que son el señor Antauro Humala y compañía de Unión por el Perú y nosotros lo que queremos compartir con ustedes es que vamos a continuar.

 

Cerca de 40 segundos se tomó Mónica Delta para dar una explicación que nadie le pidió, incluso entorpeciendo el ritmo del debate de los demás oradores. En su explicación irregular remarca, además, que el candidato Vega leyó. Y cualquier comunicador sabe que leer en un debate no es bien percibido por el público porque denota falta de preparación, por lo que puedo sospechar que el que lo haya remarcado viene con una intención de perjudicar. Aparte, Delta también afirma que el candidato hizo una especie de adoración a Antauro Humala, sin embargo en los 30 segundos que duró la participación de José Vega sencillamente no existe algo similar a lo que solo ella imaginó.

 

Y por si con la interrupción de Delta no bastó, enseguida su compañero Pedro Tenorio también se animó a dar su opinión, o intentarlo: «Me parece importante que este compromiso que han asumido ante el país, ante el proceso electoral propiamente dicho, y la oportunidad de compartir sus puntos de vista sobre ese tema es fundamental», dijo el moderador Tenorio enredado en sus propias palabras. Ni se le entendió pero hizo perder más el tiempo. Total a estos moderadores nadie les dice «tiempo cumplido» y pueden interrumpir cuando quieran, son como dueños.

 

Tenorio y Delta deben reconsiderar la forma en que están llevando el debate. Sabemos que ambos conducen programas de televisión pero hoy no están en uno. Así que sus pareceres, sus inquietudes, sus consejos o explicaciones se los pueden guardar, más aún cuando el formato diseñado para que 18 candidatos brillen con ideas y propuestas originales no permite ni siquiera eso.

 

31 DE MARZO DEL 2021

 

Mas artículos del autor:

"Para sacarse el sombrero"
"Resultado ilegible"
"Ni los perros se salvan"