Zoraida Rengifo-Con Anteojos

The Batman, un caballero más oscuro

Hace más de 80 años, Bob Kane y Bill Finger crearon a un Hombre Murciélago para sus historietas, nunca imaginaron que se convertiría en el personaje de cómics más veces llevado a la pantalla grande. El Caballero de la Noche lleva 13 films de Live Action, dos series televisivas en los años 40, otra serie en 2014 llamada Gotham y más de 60 apariciones en animación.

The Batman, la cinta recién estrenada, logró ser aún más realista que las entregas a cargo de Christopher Nolan. Sin quitarle ningún mérito a uno de los mejores directores de todos los tiempos, como lo es él. Sin embargo, el héroe enmascarado que ha estado a cargo de Matt Reeves. Conocido más por su labor de guionista en películas como Alerta máxima 2 y como director a lado de J.J. Abrams en Cloverfield y las últimas entregas del Planeta de los simios,  construye un universo gótico más siniestro, sobre mayores complejidades del mismo personaje y su historia.

Lo que hizo Nolan con la trilogía del popular personaje, marcó un antes y después a nivel cinematográfico. Dejando a todos sus predecesores, incluyendo a Tim Burton, con su Batman Returns, en propuestas de extrema ligereza, envejecidas con el tiempo y bajo perfiles caricaturescos.

Cuando ya nadie creía que se podría mejorar al Caballero de la Noche presentando por Nolan, con el inolvidable Heath Ledger, quien ganó un Oscar póstumo por su actuación como el Joker, llega Reeves, para alimentar con mayor realismo e incluso suspenso al único personaje de DC Comics, que no tiene superpoderes, sino más bien una cuantiosa fortuna y mucho ingenio para crear todo tipo de herramientas de alta tecnología.

The Batman le pone el traje a Robert Pattinson, quien ha podido trascender al vampiro de Crepúsculo, en películas como El Faro, Tenet y The Devil All the Time. Su desempeño en este film, ya no debería sorprender, Pattinson proyecta un Batman afligido, doloroso, apegado emocionalmente, nostálgico y culposo con el legado familiar que lleva y con la responsabilidad que ha asumido con la ciudad Gótica. Pero a la vez, poderoso y temerario. Excelente elección de mantener el maquillaje oscuro en el rostro que plantea el cómic y que antes fue siempre omitido en las propuestas cinematográficas.

Michelle Pfeiffer saludó la interpretación de Zoe Kravitz como la nueva Gatúbela. Quien fue la más aplaudida en su traje de látex y mejor representante hasta la fecha del personaje, le cede la posta a la joven actriz. Hija del conocido músico Lenny Kravitz, recordada por su papel de Angel Salvadore en los X-Men, Animales fantásticos y Mad Max, no solo rescata la esencia transgresora del felino personaje, sino que lleva sus contradicciones a otra dimensión.

Gatúbela, es la mujer que en la misma boca del lobo, se las ingenia para sobrevivir y generar sus propios códigos de vida, sin dejar de sentir, en este caso, lo que Batman despierta en ella. Ni el deseo de venganza que propone la historia y que termina por configurar mejor su personaje. No solo se convierte en una heroína en pantalla, sino que toma sus decisiones en razón a la autonomía. Personajes así en pantalla, en el marco del #8M,  es algo que toda mujer debe de celebrar.

Si alguna vez algún distraído disfrutó la interpretación de Jim Carrey como el Acertijo en 1995, hoy Paul Dano llevó al personaje a las antípodas de su esencia. Una mente brillante y desquiciada como la de este último personaje puede conducir con potencia las pautas de la historia y nos desfallecer en el intento. Dano, con sus 37 años, lo ha hecho todo bien, desde que muchos lo vieron por primera vez en Pequeña Miss Sunshine. Película que le valió el premio como mejor actor de reparto por el Sindicato de Actores de Hollywood; y hoy en The Batman no es la excepción.

Uno de los elementos destacados del universo gótico, es que los enemigos del superhéroe terminan siempre capturando al espectador, incluso más que el propio Batman. Como en la entrega de Burton con el Joker de Jack Nicholson. Esta última, no ha corrido igual suerte. Cada personaje tiene una consistencia tan sólida que difícilmente se diluye frente a la complejidad del otro,sorprendiendo además constantemente con sus revelaciones.

Mención aparte para Colin Farell y el Pingüino que nos presenta con la virtuosidad además de sus excelentes maquilladores. Porque si hay un personaje más siniestro que todos, es él. A pesar de que los Estudios le negaron la posibilidad de que este Pingüino pueda fumar, Farell se ha paseado como ha querido, en los misterios del villano con cada gesto, mirada e inflexión corporal que lo ha convertido en la propia esencia del film. Violento, sinuoso, despiadado y oportunista.

Acompañan a este poderoso elenco Jeffrey Wright como Gordon, Andy Serkins como Alfred y el gran John Turturro como Falcone.

La cinta ya está en cartelera, dura tres oportunas horas, que no desgastan su narrativa en ningún momento y es el producto de una combinación de elementos importantes, como la misma historieta, el guión a cargo de Matt Reeves y Peter Craig, un reparto elegido con cuidado, una producción artística que empodera aún más a la misma ciudad. Esta propuesta no solo muestra a un Batman más joven, sino que se atreve más que nunca a profundizar y desmitificar el origen familiar del mismo protagonista. Convirtiendo al superhéroe que ya conocíamos, en uno, con mayores cuestionamientos y por primera vez, incluso de tipo social.

 

Tags:

Cine, Cultura, pelicula

Mas artículos del autor:

"Estreno nacional en el Festival de Cine de Lima"
"El Festival de Cine nos vuelve a reunir"
"Elvis, el rey de la taquilla"
x