Parodi, Aldo

Idiomas e inclusión

El Perú es resultado de un mestizaje que empezó con la llegada de los españoles y que, a través de más de 500 años, impuso al castellano como la lengua vinculante de este país, algo que incluso está expresamente en al artículo 48 de nuestra constitución y que dice a la letra: “Son idiomas oficiales el castellano y, en las zonas donde predominen, también lo son el quechua, el aimara y las demás lenguas aborígenes, según la ley."

El Perú, dentro sus riquezas naturales y culturales, posee 47 lenguas originarias que son habladas por más de 4 millones de conciudadanos en todas las regiones del país. El mantenimiento y puesta en valor de estas lenguas permite la continuidad cultural de las comunidades que las cultivan y nos enriquecen con su diversidad y la cosmovisión que por siglos han compartido con el mundo.

Sin embargo, esta diversidad de lenguas originarias trae también problemas derivados como la discriminación y la exclusión de estos ciudadanos con lenguas maternas distintas al castellano, de los servicios del Estado y principalmente, de aquellos que se brindan en sus regiones. 

Ahonda estos problemas el hecho que el aprendizaje de nuestro idioma vinculante, el castellano, no alcanza los niveles necesarios para que estos ciudadanos con lenguas maternas originarias, puedan acceder no solamente a servicios públicos básicos, sino a una equidad en la educación que les permita desarrollarse en igualdad de condiciones que sus compatriotas.

Otro problema que se deriva de este multilingüismo es que la comunicación entre peruanos no llega a ser efectiva, y esto se constata a menudo en los conflictos sociales en zonas de comunidades locales, donde incluso se requiere de traductores para que se pueda entablar una mesa de negociación.

Esta problemática ha dado nacimiento a una corriente de opinión que apoya, por ejemplo, la idea de que todos hablemos el quechua, como una manera de respeto a nuestros ancestros y a la población que la tiene como lengua materna. Pero no hay un solo quechua, el que se habla en Cusco es diferente al de Ancash por ejemplo, y entonces ¿por qué no impulsamos el aimara o el asháninca como idioma a nivel nacional?, dirán los personas que tienen por lengua materna esos idiomas.

No podemos pues, aspirar a ser una nación unitaria y solidaria, si, por un lado, no hablamos todos y correctamente un mismo idioma, y por el otro, excluimos a aquellos compatriotas de los servicios públicos que requieren, justamente por no utilizar el mismo lenguaje.

El Perú es resultado de un mestizaje que empezó con la llegada de los españoles y que, a través de más de 500 años, impuso al castellano como la lengua vinculante de este país, algo que incluso está expresamente en al artículo 48 de nuestra constitución y que dice a la letra: “Son idiomas oficiales el castellano y, en las zonas donde predominen, también lo son el quechua, el aimara y las demás lenguas aborígenes, según la ley.»

La puesta en valor de nuestras lenguas originarias no puede ir en detrimento del uso del castellano como lengua vinculante, y si vemos la moneda del otro lado, el que el castellano sea el idioma nacional no debe soslayar a nuestras lenguas originarias.

Por ello es imprescindible que la enseñanza del castellano sea intensiva en todos los rincones del país, de la mano con la lengua originaria de uso mayoritario en la región respectiva. De esta manera, la próxima generación de peruanos con lengua materna originaria, podrá ser perfectamente bilingüe, mantener su bagaje cultural y desarrollarse en equidad con sus compatriotas de lengua materna castellana.

Finalmente, es responsabilidad de todos los Gobiernos Regionales y Locales el identificar los lugares donde predominan lenguas originarias para proponer servicios públicos bilingües, tanto en castellano como en el idioma originario local; así como corresponde al Gobierno Nacional el asegurar los estándares escolares necesarios que permitan que los peruanos no necesitemos de traductores para conversar entre nosotros mismos.

Tags:

castellano, Idioma, mestizaje, Quechua

Mas artículos del autor:

"Idiomas e inclusión"
"El reto de las pymes exportadoras"
"¡ reacciona perú ! ( soneto )"
x