Arispe Bazan, Silvia

Nuevos Padres de la Patria

"Los peruanos llamamos “padres de la patria” a los congresistas, un clarísimo error desde hace varios años. En nuestras correspondencias hemos venido conversando todo este año cómo el Congreso se ha convertido en un espacio de discusión supérflua, presentando proyectos de ley carentes de sustento o represivos de derechos"

Querida Manuela,

He decidido escribirte hoy 28 de Julio, a pesar que sé que recibirás mi carta mañana 29 porque hoy el Presidente de la República, Pedro Castillo, se presenta al Congreso ante los padres de la patria para hacer una rendición de cuentas de su primer año de gestión. En Perú, la denominación «Padres de la Patria» hace referencia a los/las congresistas de la República, pero en realidad es el título justo del Libertador José de San Martín. Fundador de la República y Protector del Perú, además de otros fundadores de aquella época. El termino viene del latín: pater patriae, términos usados para otorgar el mayor homenaje posible a una figura histórica.

Los peruanos llamamos “padres de la patria” a los congresistas, un clarísimo error desde hace varios años. En nuestras correspondencias hemos venido conversando todo este año cómo el Congreso se ha convertido en un espacio de discusión supérflua, presentando proyectos de ley carentes de sustento o represivos de derechos, haciendo ceremonias de reconocimiento a personas cuestionadas, en fin, una pérdida de tiempo en momentos de pandemia y crisis económica. La ciudadanía está indignada porque nos queda claro que lo que menos importa a los congresistas actuales es producir leyes a favor de la ciudadanía.

Fuiste hija natural de Simón Sáenz, hidalgo comerciante español realista de la Real Audiencia de Quito, cuya mujer e hijos vivían en Popayán (Colombia). Tu madre murió en el parto y fue tu padre quien te puso en un convento los primeros siete años de tu vida, bajo los cuidados de las monjas conceptas en Quito. A los siete, como eras su única hija, te llevo a vivir con él y tus medios hermanos, donde bajo la mano de la tutora, la hermana Teresa Salas, los educaron en letras y ciencias. Tu padre te dio un hogar junto con su esposa Doña María Juan del Campo y tus medios hermanos. Él siempre estuvo contigo, te llevó a su viaje a Panamá, te enseñó también a montar a caballo y ser una buena amazona. Te dio todo para que puedas desempeñarte en la vida y gozar de las preferencias de tu linaje a pesar de ser hija natural. Eras una chica rebelde y temía por ti.  Por ello, te casó con su amigo inglés Jaime Thorne, adinerado, que iba a darte lo que tu padre pensaba era lo que necesitabas: estabilidad, seguridad y protección. Fue un padre dedicado, protector y preocupado por ti y tu formación y futuro. Su amor y dedicación te ayudaron a obtener un rol importante en la independencia de América y la historia llegando a acumular los títulos de Caballeresa del Sol, Coronel del Estado Mayor General del Libertador, Húsar, Capitana de Húsares de la Batalla de Junín, Coronel del Ejército Colombiano y Libertadora del Libertador.

El amor del padre hacia sus hijos e hijas, hoy en el siglo XXI, es una formación que involucra igualdad y libertad. Tener una masculinidad más igualitaria es fundamental para que exista un cambio social, por eso se desliga la imagen masculina de la violencia y el poder, solo así los hijos e hijas podrán llegar a realizar sus sueños. Es importante ser parte activa de la crianza de los hijos e hijas, la crianza no es una tarea exclusiva de las mujeres y es preciso déjarlos jugar libres sin crear etiquetas.

Estamos en el Bicentenario, para mirar hacia el futuro debemos reconocer a nuestros padres fundadores, analizar sus errores, sus aciertos, aprender para el futuro. El comportamiento de los congresistas de hoy no educa, ni es igualitario ni permite ver un futuro para la República. Es momento de cambiar la forma de ver la paternidad, la política y las masculinidades para ser libres en una patria con futuro. Feliz 28 Manuela.

Pd. Dedico esta carta a mi padre, Alberto Arispe Velarde, quien me educó para ser un mujer libre, independiente y soberana.

Tags:

Congreso de la República, Presidente Castillo, Presidente de la República

Mas artículos del autor:

"Congreso misógino"
"Nuevos Padres de la Patria"
"Hechiceras, rondas campesinas y mujeres"
x