Liz Melendez

Mujeres desaparecidas, una realidad que nos sobrepasa

"Son muchos los familiares que día a día se sobreponen al dolor de la incertidumbre y siguen buscando a sus hijas y hermanas con la esperanza de encontrarlas, reclamando su derecho a la verdad y a la justicia."

Es tiempo de poner mayor atención al drama de las mujeres y niñas desaparecidas. En nuestro país, las cifras sobre este problema son alarmantes y las medidas que se han venido tomando aún insuficientes. 

Según el Registro Nacional de Información de Personas Desaparecidas (RENIDEP), entre enero y agosto del 2022 han desaparecido 7762 mujeres. La gran mayoría de estas son niñas y adolescentes. Solo se han logrado encontrar al 48%. 

Debido a que la discriminación y la violencia de género es una realidad extendida, se sospecha que la desaparición de mujeres está vinculada con esta problemática y concretamente con los delitos de trata, feminicidio y violencia sexual.

Lamentablemente no se tiene información suficiente, ya que si bien el portal estadístico informa sobre las personas que desaparecen y aparecen, no genera un reporte sobre las circunstancias en que las víctimas fueron encontradas.

Es importante profundizar en el problema para conocer aquellos factores que rodean a este fenómeno, con miras a proponer y exigir medidas adecuadas para su prevención y atención.

El Centro de la Mujer Peruana Flora Tristán, en los últimos años, ha impulsado la investigación de seis casos emblemáticos, siendo el común denominador de estos la falta de debida diligencia del Estado tanto para procesar la denuncia como para investigar los hechos.

Un denominador común encontrado es que las autoridades no aceptan la denuncia de forma inmediata, priman una serie de estereotipos como que: “las mujeres mienten”, “seguro se cansó de criar” o “esta con amigos”. Estas afirmaciones que son producto de una cultura que discrimina, condena a mujeres, niñas y adolescentes a la violencia y la muerte.

Son muchos los familiares que día a día se sobreponen al dolor de la incertidumbre, y, siguen buscando a sus hijas y hermanas con la esperanza de encontrarlas, reclamando su derecho a la verdad y a la justicia.

Aunque hay casos aislados en donde las desapariciones responden a otros hechos, como problemas de salud mental; la realidad es que existe un contexto de violencia de género innegable y sobre el cual se tiene que actuar de forma inmediata. Las investigaciones tienen que darse sin re victimización, sin replicar estereotipos o negar la violencia de género. Cada minuto cuenta, porque la vida de todas las mujeres importa.

Tags:

Discriminación, mujeres, violencia a la mujer

Mas artículos del autor:

"Día Internacional para la Eliminación de la Violencia contra las mujeres 25 de Noviembre"
"Carta abierta a la OEA"
"Mujeres desaparecidas, una realidad que nos sobrepasa"
x