Tomas Cortez

¿Y ahora, Gareca?

"Mientras los clubes no tomen conciencia de la importancia de las divisiones inferiores y promoverla como corresponde; así también, capacitar a los técnicos -Primera y Menores-  en el exterior, pues seguiremos igual o peor. La FPF debe tener un Plan de Acción y los clubes deben acatarla."

UNO

El nivel de decepción es directamente proporcional a la expectativa que se genera. Considero que el 99% pensaba que se iba a clasificar el team peruano, me incluyo. De ahí la cantidad de gente denostando al equipo es enorme. Lo que si sorprende –aunque no tanto- son los periodistas (supuestamente serios) que lanzan epítetos y denostando al equipo; incluso, inventando peleas. Como si Gareca y Oblitas eran los únicos responsables de lo mal que está el futbol peruano. ¿Que se equivocaron en el partido? Por supuesto. Ahora, por eso motivo ¿el DT ya no sirve? ¿Es tan así?

A Ricardo se le contrató para llevar a Perú al Mundial. Esa es su principal tarea. Cumplió con creces. Lo llevó al Mundial de 2018. Llegó a ser Subcampeón de América en 2019. Tercero en Copa América 2015 y Cuarto en la del 2021. Con un grupo de jugadores casi inalterable. Muchas veces, escuché o leí de gente que hablaba de jugadores que debían estar en la selección. Y criticaban al entrenador. Al final, dichos players nunca estuvieron a la altura de las expectativas.

He visto comentaristas que aún no entienden la eliminación. Increíble. Minimizar el gran partido de Australia, es no saber de futbol. Jugaron al límite. Friccionaron el juego. Era lógico, técnicamente eran menos. Y eso lo sabía el técnico de ellos. Hasta pensó en los penales. Es ridículo criticar la forma de actuar del guardameta. Esto es futbol, y eso está permitido. Ok. ¿Cómo se ejecutan los penales en esos casos? Se lanzan mazazos como para romperle la cabeza al meta.

¿Y Cueva? Lo anularon. Simple nomas. Recuerdo el 85, jugando contra Colombia en Bogotá. Ochoa Uribe era el técnico del rival. Conocía perfectamente a Cesar Cueto (era su técnico). Sabía que debía anularlo. Le puso 2 jugadores para marcarlo y cumplió con su objetivo. Perú perdió un partido clave. Éramos netamente superiores y no pudimos.

¿Si me enfrentó a Perú que hago? Anular a Cueva y Carrillo. Entonces, los balones no le llegarían a Lapadula. Otro jugador clave es Yotún. Le da circulación al equipo. Y no pudo jugar. Además, habría que tapar las subidas de Advíncula.

El futbol es predecible, en muchos casos. La actitud de los australianos fue distinta al de Gareca y Cía. Eso también cuenta. No es lo mismo jugar un solo partido de eliminación, que jugar ida y vuelta.

Y quedamos afuera del Mundial.

DOS

Muchos compararon el legado de Ricardo con otros técnicos peruanos y brasileños, en la historia. Son otros tiempos, otro futbol y principalmente otros jugadores.

Todos los expertos, fuera del país, reconocen que el técnico argentino ha armado un grupo de 13 jugadores capaces de jugar y competir. Desde 1987 hasta 2014 la selección peruana decepcionaba una y otra vez. Solo tuvo dos relumbrones, cuando obtuvo el tercer puesto en la Copa América de 2011 -en las eliminatorias fracasó rotundamente- y cuando peleó la clasificación en las eliminatorias del 97.

Didí fue el primer gran técnico. Formó un equipo competitivo con el Cristal. Munido con una generación maravillosa de atletas que pertenecían a Universitario, Alianza Lima, Municipal, Juan Aurich, Sport Boys, etc. Las Copas Libertadores, desde 1966 hasta 1980, marcan el periodo glorioso del futbol incaico.

El Mundial del 70 fue el culmen de esa selección.

Marcos Calderón tomó la selección en el 75. Un exitoso técnico nacional, pero que a nivel internacional tenía sus limitaciones, como sus coetáneos nacionales. Considero que, en ese año, los craks, que teníamos, estaban en el ecuador de sus carreras.

Lo insólito, para el que suscribe, fue que en las eliminatorias del 77 nunca puso a Cueto. SI bien el Flaco Quesada estaba en un buen momento, pero Cesar era otra cosa. Tampoco se hizo una gira por Europa para testear a la selección ante rivales físicos y rápidos.

El Mundial 78 tuvo 2 fases bien definidas. En tanto, no nos marcaran a los que generaban juego, todo estaba ok. Escocia no lo hizo, solo marcó a Muñante y se olvidó de Cueto y Cubillas. Craso error. Ante Holanda la cosa fue distinta. En el tercer partido, Irán se fue al ataque ingenuamente y Perú lo mató de contragolpe.

Jaime Duarte declaró, a finales de los ochenta, que no estaban preparados ni mentalmente, ni físicamente para jugar 2 veces por semana. Perú jugó teniendo los boletos de avión después del tercer partido. Nunca se pensó en la siguiente fase. Y esa es la responsabilidad del técnico. No jodamos. El declive, de la segunda fase, está bien documentado.

Tim era otra cosa, el 81 con sus buenas maneras y su sapiencia de estratega, le dió un renacimiento a la generación que ya frisaba la treintena. Uribe, increíblemente, hizo olvidar al Nene. Velásquez era el símil de Toninho Cerezo y Cueto, pues era Cueto. Tan bueno o más técnico que Falcao o Ardiles. Ese 1981, debió de ser uno de los mejores años de aquella selección. Cuya primavera terminó justo en un amistoso -inolvidable- ante Francia. Un mes antes del mundial. Después todo se fue a pique.

TRES

Mucho se ha criticó, en los noventa, el trato paternalista de Oblitas con los muchachos de aquellos años. Pero está comprobado, hasta el hartazgo, que esa es la forma en que nuestros futbolistas mejor responden. Vienen de una clase social baja, con responsabilidades enormes para su edad. Baja autoestima o son fruto de hogares destruidos. Didi, Tim y Gareca han demostrado que ese trato es indispensable para sacar lo mejor del jugador peruano. El finado Ternero -único DT peruano ganador de una Copa Internacional- tenía el mismo trato con sus dirigidos.

Calderón nunca tuvo mucho tacto con sus dirigidos. A muchos, eso les disgustaba. Por ejemplo, Velásquez declaró varias veces que eso le jodía.  También a Ramón Mifflin, le disgustaba esa situación.

Reestructurar el futbol peruano es de Ley. Desde mediados de los noventa, que no tenemos un par de equipos que compitan en los torneos internacionales. Alguien me habló de Cinceano, fue una excepción, que no se volvió a repetir. Encima, no jugaba el típico toque que nos caracterizó. Era un equipo netamente contragolpeador. Deberíamos imitar a Ecuador, cuyos clubes ya tienen jugadas más de 4 finales de Copas Libertadores. Mientras los clubes no tomen conciencia de la importancia de las divisiones inferiores y promoverla como corresponde; así también, capacitar a los técnicos -Primera y Menores-  en el exterior, pues seguiremos igual o peor. La FPF debe tener un Plan de Acción y los clubes deben acatarla.

Sino moriremos de inanición.

 

Tags:

clubes, FPF, Ricardo Gareca

Mas artículos del autor:

"Buzz Lightyear: Al infinito y más allá… ¿pero sin gays?"
"¿Y ahora, Gareca?"
"Mi Italiano Favorito: Sergio Leone – “Erase Una Vez En América” (1984)"
x