Opinión

El fin de semana pasado estuve en un evento familiar y al final resulté contagiada con Covid por confiarme entre baile y baile. No bajemos la guardia, tratemos de seguir con los protocolos. Pensé que después de haberme vacunado y tener refuerzos, no me iba a pasar nada. Mi hija y yo caímos enfermas y ahora enfrentamos la cuarentena con harto líquido, sopitas y frutas.

Tanto en el extranjero como en el Perú la plaga continúa. Yo cometí un error. Se me chispoteó la prudencia y ahora pago las consecuencias. Espero no haber contagiado a nadie más. Pero pienso que si todos nos cuidáramos un poquito más, ayudaríamos un poquito a mejorar el país.

No hace falta izar banderas ni marchar al compás de las bandas militares. Lo patriota es ponerse la mascarilla. (Pero si es blanquirroja, mucho mejor). Amemos al Perú de la boca para adentro.

Tags:

Covid-19

Lo único que lo diferencia de Toledo, García, Humala, Kuczynski, Vizcarra o Sagasti, es que el suyo es un régimen adornado por la más pasmosa mediocridad tecnocrática de las últimas décadas y porque en su seno se han enseñoreado niveles de corrupción precoz inimaginables en quien prometía trastocar el viejo orden y beneficiar, por fin, al pueblo postergado por la República.

Castillo no supone una ruptura con el establishment, pero sí marca la mayor hondura en la degradación política y económica al que ese modelo podía llegar. Su herencia política y social va a ser, por ello, terrible. Va a dejar al país presto a ser capturado por quienes propugnen una revuelta disruptiva del orden establecido, a lo cual va a contribuir, qué duda cabe, una oposición bruta y achorada, huérfana de ideas, inmadura en la división y manca en su efectividad opositora.

Tags:

Pedro Castillo, Presidente Castillo

Tanto las oníricas ondulaciones electrónicas de Silvania como los rabiosos ataques satanistas de Mortem son propuestas musicales no aptas para todo tipo de oyente. En ese sentido, conservan esa aura de marginalidad propia de sus orígenes subterráneos. En ambos casos, hablamos de bandas que basan su desarrollo musical en la técnica. Por un lado, la técnica para la compleja ejecución de guitarras eléctricas que recuerdan a los cacofónicos latigazos de Hanneman y King en Slayer, o los frenéticos azotes a la batería, típicos en bandas como Death, Slayer o Morbid Angel. En lo que se refiere a Silvania/Ciëlo, el asunto técnico tiene que ver con el dominio y perfeccionamiento en la creación de atmósferas a través de sintetizadores, secuencias, alteración de guitarras, teclados y voces, efectos, etc., que Mario y Cocó realizaban en cada álbum, evocando a las escuelas alemanas de Can y Klaus Schulze o los trabajos de Brian Eno.

Las letras de Mortem son oscuras y catárticas, invocando permanentemente a las imaginerías clásicas del ocultismo con frases en latín, gruesas diatribas contra las iniquidades humanas y odas a Satanás y sus adláteres. En sus carátulas no faltan las gárgolas, los machos cabríos y escenas de cuadros como Crucifixión y juicio final, díptico del belga-holandés Jan Van Eyck (1390-1441), que sirve de carátula al último disco oficial del cuarteto, Deinós nekrómantis (2016) o del español Francisco de Goya (1746-1828), cuyo óleo titulado Hexensabbat o El aquelarre (1798) ilustra su álbum debut. Mientras tanto, Silvania hace uso de fórmulas repetitivas y breves, a manera de haikus, con palabras suaves y voces susurradas, alternando sueños astrales con poesías románticas, a veces escritas por ellos mismos y otras, citando a personajes como Blanca Varela, con carátulas cargadas de enigmáticas líneas y colores neblinosos que pueden remitir a la absoluta calma o la tensa y silenciosa depresión.

Mortem -cuya última alineación conocida fue la de los hermanos Cerrón Palomino (Fernán en voz y guitarra, Álvaro en batería) junto con José «Chino Morsa» Okamura (bajo) y Christian John (guitarra) tuvo un momento estelar en su carrera hace poco más de una década, cuando fueron invitados para ser teloneros de sus adorados Slayer, en aquel infernal concierto de junio del 2011 en el Estadio de San Marcos. Y, aunque ya llevan más de cinco años de silencio, conservan aun su estatus como banda de culto (ver aquí una amplia entrevista a los Cerrón Palomino en el portal especializado alemán Voices From The Dark Side).

Por el lado de Silvania, tras el sórdido asesinato de Cocó Revilla, ocurrido en Madrid en septiembre del 2008, Mario inició un voluntario silencio que rompía esporádicamente hasta que, en el 2018, reinició sus actividades acompañado por Antonio Ballester, Silvana Tello, Andrés Pérez Crespo y Omán Mori manipulando theremines, secuenciadores y pianos. En el blog Apostillas desde la disidencia, una aproximación muy detallada a este segundo debut de Silvania. Con su nueva alineación, Mario “Silvania” Mendoza publicó Todos los astronautas dicen que pasaron por la luna (2020-2021), en el que se muestra un Silvania reivindicando su pasado y, a la vez, iniciando un nuevo camino en sus exploraciones musicales, con guiños a algunas de sus fuentes de inspiración -Jean Michel Jarre, Spacemen3, The Durutti Column-, un cover del éxito de 1970 Y volveré, del grupo nuevaolero chileno Los Ángeles Negros y, por supuesto, una canción de homenaje al compañero caído, titulada Danzante espacial.

Tags:

Música

El amor del padre hacia sus hijos e hijas, hoy en el siglo XXI, es una formación que involucra igualdad y libertad. Tener una masculinidad más igualitaria es fundamental para que exista un cambio social, por eso se desliga la imagen masculina de la violencia y el poder, solo así los hijos e hijas podrán llegar a realizar sus sueños. Es importante ser parte activa de la crianza de los hijos e hijas, la crianza no es una tarea exclusiva de las mujeres y es preciso déjarlos jugar libres sin crear etiquetas.

Estamos en el Bicentenario, para mirar hacia el futuro debemos reconocer a nuestros padres fundadores, analizar sus errores, sus aciertos, aprender para el futuro. El comportamiento de los congresistas de hoy no educa, ni es igualitario ni permite ver un futuro para la República. Es momento de cambiar la forma de ver la paternidad, la política y las masculinidades para ser libres en una patria con futuro. Feliz 28 Manuela.

Pd. Dedico esta carta a mi padre, Alberto Arispe Velarde, quien me educó para ser un mujer libre, independiente y soberana.

Tags:

Congreso de la República, Presidente Castillo, Presidente de la República

El Congreso va a tener que hilar fino, políticamente hablando, si quiere aprobar lo que correspondería, que es la vacancia de un gobernante nefasto y, según multiplicidad de indicios, corrupto, que nunca debió llegar a Palacio y que ahora debería tratarse de que esté el menor tiempo posible.

Si la vacancia es imposible, como lamentablemente parece, las bancadas mayoritarias deberán juntarse y aprobar, con gran sacrificio, un adelanto de elecciones generales -presidenciales y parlamentarias- que le permita al Atila chotano quedarse solo un año más en Palacio y que luego marche, seguramente, no a su casa sino a Piedras Gordas.

Tags:

Gobierno, Presidente Castillo

El quinto capítulo sugiere un tema muy tentador, la posibilidad de establecer una comparación entre Eguren (La canción de las figuras) y Vallejo (Los heraldos negros), al igual que el sexto, donde se sopesa el siempre discutido legado de José Santos Chocano y el séptimo y último, donde se lee a Vallejo al calor de Valdelomar.

No quería dejar de mencionar la introducción del volumen, que constituye una herramienta de gran utilidad crítica: se trata de un recuento, de un “estado del arte” en la lectura de Los heraldos negros, desde los esfuerzos iniciales hasta las múltiples y complejas perspectiva teóricas que guían hoy a la interpretación literaria. Un muy buen aporte, sin duda.

Libro-fernandez-cozman
Camilo Fernández Cozman. Hacia una nueva lectura de Los heraldos negros. Lima: Fondo Editorial de la Universidad de Lima, 2022.

Tags:

César Vallejo, Literatura, Perú

Fuera de ello, el primer mandatario tiene poco que anunciar, porque todas las políticas públicas que ha lanzado han sido un fracaso, y no hay entidad estatal que haya mejorado su funcionamiento gracias a la gestión perulibrista. Por el contrario, el Estado peruano está al borde del colapso, debido al irresponsable copamiento partidario de casi todo el organigrama burocrático.

Si algo cabal correspondiese a Castillo hacer hoy, en unas horas, es un mea culpa estruendoso y sincero, y una rectificación inmediata del modo de gobernar que ha desplegado en estos aciagos 365 días. Pero ello, sin duda, no ocurrirá. Seguramente hará un recuento demagógico de presuntas obras hechas, desmentirá oblicuamente, victimizándose, los indicios de corrupción que le tocan, y hará tres o cuatro anuncios efectistas para las tribunas. Más no se espera de un personaje que jamás debió tener bajo su responsabilidad el manejo de las riendas del poder. Creer que renunciará o convocará adelanto de elecciones es, ojalá me equivoque, una ingenuidad.

Tags:

Fiestas Patrias, Mensaje a la nación, Presidente Castillo

Al llegar a caja, demolido psicológicamente y exhausto por la espera, ni hablar de David que estaba famélico. No era para menos, eran las 2:41 pm. La cajera, una blonda veinteañera, que no estaba nada mal, me miró y con toda la alegría del mundo preguntó.

-Necesita factura señor

-No, gracias, contesté

Seguía pasando los productos y me volvió a preguntar lo mismo. Le volví a responder que no.

En tanto, la cuenta crecía invariablemente en la pantalla de su ordenador. Al terminar, el monto alcanzó la suma de todos los fines de semana y realice el pago respectivo. No sin antes, volverme a preguntar si necesitaba factura.

-¡No, carajo!

Había traído a David para que cargue las bolsas. Así se lo dije.

-¿Yo por qué? reclamó.

-¿Te di una buena propina el sábado pasado, te olvidas? Una con otra. Además, no me gustan los quejones, vamos.

Mientras el muchacho, encargado de llevar las bolsas, viendo que se quedaba sin nada, me mentó la madre con los ojos.

TRES

Al llegar a casa, nuevamente en taxi, introduje la mano en mi bolsillo derecho y no encontré la llave de la casa. Súbitamente, recordé que lo había dejado en el velador.

-Tócale el timbre a tu mamá

-No está, se fue temprano donde su amiga Lorena, contestó el flaco

-Carajo, no es mi día

Mientras mi hijo se sentaba, resignadamente en la vereda, esperando una solución al tema. Yo elucubraba.

Y aconteció algo, que me sucede generalmente 2 veces al año, se me encendió el foquito de 20 watts que tengo,

-Ya sé cómo entrar a la casa, hijo

-¿Cómo? preguntó.

En ese momento me desperté.

 

Tags:

cuento

Sin embargo, hay situaciones en las que los monopolios están justificados. Ese es el caso de los monopolios naturales. Para este caso, existen grandes costos de entrada que solo pueden ser cubiertos a través de niveles de producción enormes, de modo que es más barato que una sola empresa produzca una cantidad especifica a si dos o más la produzcan. Un problema desde el punto de vista regulatorio es que el precio socialmente eficiente no puede ser alcanzado a través de regulaciones de precios a menos que la empresa incurra en pérdidas. Un primer paso para los formuladores de políticas antimonopólicas es separar la paja del trigo, es decir, identificar los monopolios naturales de los convencionales, de modo que estos últimos puedan estar sujetos a regulaciones de precios, leyes antimonopolio y otras políticas públicas que mejoren la entrada libre de nuevas empresas al mercado. Pero no todo es blanco o negro, a veces, desde una perspectiva a largo plazo, los gobiernos otorgan derechos y mecanismos institucionales a las empresas para que estas obtengan y mantengan posiciones monopólicas. Este es el caso de las patentes las cuales dan incentivos a que las empresas inviertan en investigación y desarrollo; y el caso del copyright o los derechos de autor que protegen la generación de nuevos contenidos e información; lo cual es socialmente deseable en ambos casos, más aún si se genera innovación vertical.

Tags:

Empresas, Mercado, Monopolio
x